El Consell de Formentera ha destacado que en tres semanas se han retirado 5.785 bolsas de procesionaria dentro de la campaña puesta en marcha por la institución junto al Ibanat y agentes de Medio Ambiente.

Según la consellera insular de Medio Ambiente, Daisee Aguilera, esto indica que hay un descenso desde la campaña de 2015, “cuando se recogieron 12.000 bolsas, o la de 2016, con 6.627 bolsas retiradas”.

Además, hay que sumar 791 bolsas retiradas por agentes del Ibanat. Así, han destacado la “incidencia en positivo” de los tratamientos terrestres y aéreos formulados a partir del Bacillus thuringiensis, tratándose 1.500 hectáreas en Cap de Barbaria.

Según el Consell, la campaña se realiza en coordinación con Medio Ambiente a través del Servicio de Sanidad Forestal. En ella, se identifica la ubicación de las bolsas en los pinos para eliminarlas después. Estas acciones forman parte del Proyecto de Control Integral que se ejecuta anualmente para el control de la procesionaria.

El Proyecto incorpora la instalación de trampas y captura de mariposas, un tratamiento aéreo para cuatro años o el uso de murciélagos, depredadores de las mariposas, entre otras cosas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.