Este sábado se ha conocido que Palma se sitúa entre las ciudades con peor servicio de recogidas de España.

Según el Observatorio de los Servicios Urbanos (OSUR), el servicio adolece de una “mala gestión” y “falta de planificación” siendo durante el verano cuando los problemas se agudizan hasta el punto de que se habla de dos Palmas: la de verano y la de invierno.

Y habrá que dar la razón a quienes han elaborado el estudio pues las quejas de nuestros lectores -que hemos recogido en multitud de ocasiones- apuntan en ese sentido.

Hoy mismo hemos recibido una queja de uno de los vecinos de la calle Sant Damas de Palma quien nos ha informado del deplorable espectáculo que los contenedores desbordados de basura ofrecen y el ninguneo que siente por la actuación de los responsables de mantener la limpieza: “Los vecinos sentimos que se ríen de nosotros e ignorados. Me gustaría ver al director o propietario de EMAYA si tuviera en su puerta de su casa los contenedores como los tengo yo.

Además, nos cuenta el lector “el personal de limpieza de EMAYA pasa bien poco y cuando pasan no barren la calle como toca. Papeles, basura o colillas han podido permanecer en mi puerta una semana larga antes de desaparecer”.

Nuestro lector tiene claro que algunas de las personas de la zona tienen un comportamiento incívico que ayuda a generar este problema: ” Algunos dejan la basura en el suelo en lugar de echarla al contenedor hasta el punto de que, a veces, hay montones de basura fuera y el contenedor está vacío”.

Y es que hay de todo: “Tiran sofás, muebles, ramas de árboles, termos… Y ahí se quedan durante semanas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.