La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha admitido a trámite los dos incidentes de recusación contra el titular del Juzgado de Instrucción número 12, Manuel Penalva, planteados en la causa matriz del caso conocido como Sancus/Cursarch, y en una pieza separada del mismo, relacionada con uno de los encausados investigado por obstrucción a la justicia.

Según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, la resolución de cada uno de los incidentes de recusación será dictada por la misma sección de la que forman parte las magistradas instructoras -Gemma Robles y Rocío Martín-, pero sin que ellas formen parte de la Sala que tenga que resolver.

Este proceso acabará dirimiendo si el juez puede continuar o no a cargo de la investigación de este caso o, si por el contrario, debe encargarse otro instructor.

En esencia, los abogados defensores adheridos a la recusación, promovida en un primer término por la representación del directivo de Grupo Cursach, Bartolomé Sbert, creen que podría haber enemistad con los investigados y que el juez carece actualmente de imparcialidad.

Tal como se puede leer en el auto de admisión hecho público este miércoles, Penalva podría no ser idóneo para investigar el caso debido a “la amistad íntima o enemistad manifiesta” que podría tener con las partes o por tener “interés directo o indirecto” en la causa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.