Un hombre se encuentra en estado muy grave después de caer por un acantilado en la urbanización de Puig de Ros, en Llucmajor. El helicóptero de la Guardia Civil ha tenido que evacuar al herido y le han trasladado hasta el helipuerto del hospital de Son Espases.

Un varón iba paseando por la zona hacia las 12:30 de este martes cuando halló el cuerpo de la víctima, aún viva, sobre las rocas. En seguida avisó a los equipos de emergencias y se desplazaron la Policía Local de Llucmajor, la Guardia Civil -incluido el grupo de rescate y el helicóptero- y los Bomberos de Mallorca de parque de Llucmajor y el equipo de rescate de Inca.

El hombre, de unos 50 años, se habría precipitado de unos 20 metros de altura. Fue rodando por una cuesta muy inclinada y luego cayó unos tres o cuatro metros sobre unas rocas. Se desconoce cuánto tiempo llevaba allí.

Cuando los equipos de emergencias llegaron, se encontraron que la zona era de difícil acceso y que era muy complicado que pudieran trasladar al varón por tierra hasta una ambulancia. Por tanto, optaron por movilizar el helicóptero de la Guardia Civil.

La aeronave aterrizó junto al mar sobre la piedra caliza y después de que los médicos le estabilizaran, le subieron al helicóptero, el ‘Cuco’ de la Guardia Civil. Desde allí le llevaron con urgencia hasta el hospital de Son Espases. Un sanitario le acompañó en el trayecto debido a la gravedad de la situación.

A su llegada al hospital, el varón se encontraba muy grave. Sufría politraumatismos, sobre todo por la cara y la cabeza.

El herido ha tenido la suerte de que una persona pasara por el lugar. Normalmente esta es una zona muy poco frecuentada, ya que la gente que va a pasear por la zona no suele aproximarse a los acantilados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.