La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha invertido 180.000 provenientes de impuesto de turismo sostenible en el torrente de Sant Miquel de Sa Pobla.

Según ha explicado este miércoles en un comunicado la Conselleria, las intensas lluvias de septiembre de 2015 provocaron desprendimientos de un tramo del muro de la canalización y numerosos desperfectos.

Por este motivo, se ha puesto en marcha la licitación de reconstrucción y acondicionamiento de la cama del citado torrente. Las propuestas de obra se pueden presentar hasta principios de febrero y está previsto la ejecución de la obra en tres meses.

Las obras consisten en acondicionar el cauce del torrente afectado y reconstruir 69 metros del muro, además de rehabilitar 96 metros puesto que su derrumbamiento ponía en peligro la socavación del margen y la posible afección al puente con el objetivo de aumentar la capacidad de desagüe y reducir, así, el riesgo de inundaciones.

En el marco del contrato del servicio de limpieza, adecuación y mejora de torrentes, se han hecho en el torrente de Sant Miquel 2.000 metros de retirada de vegetación además de la recuperación del talud por la zona del encinar.

De este mismo contrato de limpieza, en Mallorca ya se ha intervenido en el torrente de Sa Riera de Palma, el torrent Gros de Palma, en el torrent de Son Morro, en el torrente de Muro, en el torrente de Vinagrella de Llubí y una intervención de poda de árboles en el torrente de Coa Negra de Marratxí.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.