Open de Australia

Fernando Verdasco ha disputado un partido muy duro ante el alemán Maximilian Marterer. El resultado ha sido 4-6, 6-4, 6-7, 6-3 y 3-6 en poco más de tres horas y media. El español deja el Open de Australia en segunda ronda.

La base de su juego gira en torno a un buen servicio, tanto para el español como para el alemán. En el primer set han estado seguros en el saque. Aunque en la única oportunidad que ha habido de romper un servicio el alemán se lo ha roto al madrileño. El segundo servicio de Verdasco ha sido la clave de la primera manga, ya que no ganaba ni la mitad de puntos.

En el segundo parcial, el madrileño salió enchufado y rompió nada más empezar. Con ello, y sin debilidades el servicio, nadie le pudo romper al otro. Eso sí, los puntos ganadores del español fueron muchos más que los del alemán, 19-5.

El tercer set estuvo muy igualado. Ambos mantuvieron sus servicios, ya que gracias a sus saques taparon sus debilidades. Después de varias roturas, el alemán se lo llevó por 7-5.

Otra vez en el cuarto set, el madrileño pudo romper rápidamente. Mantuvo su servicio y se fueron al último y quinto set del partido. En el último set se ha notado que la temporada acaba de empezar. Al madrileño aún le queda encontrar esa dosis de regularidad que le falta. En el quinto set perdió varias veces el servicio, así poderlo recuperar ante un sacador tan bueno resulta complicado. Esta es la 44º vez que Fernando Verdasco disputa un partido de Grand Slam a cinco sets. Con la derrota firma un balance de 23-21.

Parecía que Fernando Verdasco podía pasar de ronda, pero se va de Australia con un sabor agridulce, sin poder eliminar a un jugador muy accesible. Y más sabiendo que el rival para el alemán es el estadounidense Sandgren.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.