Consell de Mallorca

El encendido de humo de las atalayas por los derechos humanos ha dado comienzo este sábado a las 13.00 horas y ha recorrido más de 50 puntos costeros y del interior de Mallorca.

Asimismo, torres, atalayas, castillos y campanarios de diferentes municipios se han sumado a una jornada comprometida en “la defensa del patrimonio histórico y el carácter universal e inalienable de los derechos humanos, con la denuncia del drama que sufren los refugiados en el Mediterráneo”, según ha explicado el Consell de Mallorca en un comunicado.

El protocolo se ha seguido escrupulosamente torre a torre con la lectura de un manifiesto y el posterior encendido de humo, que se ha iniciado en la Torre de na Pòpia, en Sa Dragonera.

Desde allí, se han ido sumando los otros puntos tanto a nivel de costa como de municipios de interior (Llubí, Petra, María de la Salud, Sencelles, Binissalem, Muro, Algaida, Sineu, Marratxí, entre otros). El humo ha recorrido el perímetro de la isla en 28 minutos.

Han sido varios los puntos que se han querido sumar en esta segunda edición del proyecto ‘Atalayas de Mallorca. Torres de defensa de los derechos humanos’, que ha vuelto a poner en marcha el sistema de comunicación costero ideado por el historiador y matemático, Joan Binimelis.

Este año, el Consell se ha sumado a la iniciativa a través del Departamento de Cultura, Patrimonio y Deportes, y junto a los impulsores del proyecto: el profesorado del IES Marratxí y la Sociedad Balear de Matemáticas.

El carácter humanitario también ha recibido el apoyo de Amnistía Internacional y del Fondo Mallorquín de Solidaridad del Consell de Mallorca, así como la colaboración a nivel de seguridad de los Bomberos de Mallorca y del Servicio de Emergencias 112.

Como indica el manifiesto suscrito por los organizadores del encendido, “sigue siendo necesario mantener viva la reivindicación entorno a la restauración del patrimonio arquitectónico así como, sobre todo, en la cuestión del drama que sufren los refugiados”.

En esta línea, en el manifiesto se han denunciado “las condiciones de esclavitud a que son sometidas estas personas antes de iniciar su viaje incierto, así como el incumplimiento reiterado de los acuerdos que llegan los países miembros de la UE”. “No podemos, ni queremos, callar y mirar hacia otro lado ante esta situación de injusticia flagrante”, han declarado desde la organización de la iniciativa.

Por su parte, el vicepresidente primero y conseller de Cultura, Participación y Deportes, Francesc Miralles, ha señalado que “la participación crece en cada edición de esta iniciativa”, y ha añadido que “esto no hace más que reafirmar la apuesta por un proyecto que reivindica nuestro patrimonio histórico y que le da un nuevo significado: la defensa de los derechos humanos. Lo que tenemos que garantizar entre todos es que iniciativas ciudadanas como ésta tengan continuidad”.

La directora insular de Patrimonio, Kika Coll, ha remarcado también la “importante respuesta ante una iniciativa que quiere concienciar tanto a nivel humanitario como patrimonial”.

En esta línea, Coll ha explicado que las torres de defensa han estado “durante muchos años en un estado de abandono importante y ahora, con el programa de Torres de Patrimonio del Consell, de lo que se trata es de intentar recuperar aquellas que aún estemos a tiempo”.

El punto de encuentro de este sábado ha sido el Castillo de Bellver, donde han participado también el vicepresidente del IMAS, Javier de Juan; la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago; y el regidor de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Palma, Lorenzo Carrió, entre otros.

El presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, ha seguido la iniciativa este mediodía desde el campanario de María de la Salud, donde el sonido de las campanas se ha unido al humo de las torres y atalayas.

Por último, esta tarde, a las 18.15 horas, se llevará a cabo el segundo encendido, en este caso de luz. El punto de encuentro de los organizadores será también el Castillo de Bellver.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.