Foto: Reuters

Países como Sudáfrica y, sobre todo, Botsuana, han tachado de racistas las declaraciones formuladas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a un grupo de legisladores en las que calificaba de “países de mierda” algunos de los lugares de procedencia de los inmigrantes africanos que llegaban a Estados Unidos.

“El nuestro no es un país de mierda, ni Haití ni cualquier otro país en problemas”, ha declarado la subsecretaria general del partido del Gobierno de Sudáfrica, el Congreso Nacional Africano, Jesse Duarte.

“No vamos a dignarnos”, ha añadido, “a responder en términos igual de peyorativos sobre cualquier país que atraviese problemas socioeconómicos”, antes de añadir que Estados Unidos no es inmune a problemas sociales como el desempleo.

Ha sido no obstante el Gobierno de Botsuana el que ha protestado con más energía contra unas declaraciones que ha calificado de “irresponsables, condenables y racistas“. Las autoridades del país africano han añadido que han convocado al embajador de EEUU para que “aclare” en nombre de Trump estos comentarios.

Desde Zambia, las declaraciones de Trump solo han servido para confirmar a la población su sospecha de que el presidente de Estados Unidos “siempre ha sido un racista, porque solo un racista podría usar un lenguaje tan desagradable“, en opinión de la estudiante Nancy Mulenga.

A las quejas también se ha unido el Gobierno haitiano. Ha expresado este viernes su malestar con las declaraciones del presidente Trump, en las que habría usado el término de “países de mierda” para referirse a Haití, El Salvador y los países africanos, considerando que ilustran la “visión simplista y racista” del mandatario.

“El Gobierno haitiano condena con la mayor firmeza estas declaraciones odiosas y miserables que, de ser ciertas, serían, sin género de dudas, inaceptables, ya que reflejarían una visión simplista y racista totalmente errónea”, ha manifestado el Gobierno del país caribeño en un comunicado.

El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, ya había indicado a la cadena NBC que su legación ha convocado a un responsable diplomático estadounidense para manifestarle su malestar por la declaración.

“Los haitianos han luchado junto con los soldados estadounidenses en la guerra revolucionaria y continuamos siendo unos grandes colaboradores de la sociedad americana”, explicó. Altidor condenó las declaraciones de Trump y aseguró que están “basadas en estereotipos”. “O el presidente está mal informado o es un maleducado”, defendió.

Trump ha recurrido a su perfil en Twitter para salir al paso de la polémica suscitada por sus palabras, trasladadas a la prensa por algunos de los asistentes a la reunión celebrada en la Casa Blanca con congresistas republicanos y demócratas para hablar de inmigración.

En un hilo inicial, el presidente había asegurado que había empleado un “lenguaje duro” pero negando haber usado los términos que se le atribuyen. En un mensaje posterior, se ha referido específicamente a Haití.

“Nunca dije nada despectivo sobre los haitianos más que Haití es, obviamente, un país muy pobre y lleno de problemas”, ha sostenido Trump. “Nunca dije ‘echadlos fuera'”, ha insistido, denunciando que se trataría de una invención de los demócratas. “Tengo una maravillosa relación con los haitianos”, ha asegurado.

Así las cosas, ha ironizado con que en un futuro “probablemente debería grabar” las reuniones ya que “desgraciadamente”, ha añadido, “no se puede confiar”.

Pese al desmentido de Trump, uno de los senadores presentes en la reunión ha confirmado este viernes que el mandatario empleó el término “países de mierda”. El demócrata Dick Durbin ha asegurado en declaraciones a MSNBC que Trump empleó un lenguaje “vulgar” y calificó repetidamente a los países africanos de “agujeros de mierda”.

Según ha contado, el presidente estaba explicando a senadores de los dos partidos el plan de inmigración y cómo afectaba a los inmigrantes de varios países, incluidos los de África. “Ahí fue cuando usó estos comentarios viles y vulgares, calificando a los países de los que proceden de ‘agujeros de mierda'”, ha contado Durbin. “Ese fue el término exacto que usó el presidente, no solo una vez sino varias”, ha insistido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.