Diferentes estudios de catalogación han permitido descubrir una gran diversidad de abejas y avispas. Concretamente, han encontrado 195 especies en S’Albufera de Mallorca y otras 26 solo localizadas en Son Bosc.

Según ha explicado la Conselleria de Medio Ambiente, solo en este espacio natural se ha observado el 45 por ciento de todas las especies vistas en Mallorca, es decir, prácticamente una de cada dos especies de abejas y avispas mallorquinas vive en S’Albufera.

Se debe tener en cuenta, además, que Mallorca, y el Mediterráneo en general, es un punto caliente (‘hot spot’) de biodiversidad con respecto a este tipo de insectos.

Asimismo, entre las especies catalogadas destacan unas cuantas por sus singularidades. Por ejemplo, algunas hacen nido en los juncos, como la Rhopalum gracile, que en las Islas solo se ha observado en S’Albufera; o como la Prionyx kirbii, que alimenta sus larvas con langostas.

En el caso de la Dasyscolia ciliata, es el único polinizador conocido de la orquídea Ophrys speculum, por pseudo-cópula (la flor de la orquídea se parece a una hembra de la avispa; los machos intentan copular con ella y polinizan a la orquídea).

Para favorecer la gran diversidad de insectos de S’Albufera, se han empezado a montar en el Parque “hoteles para insectos”, donde diferentes especies hacen el nido.

Además, no se permite ningún tipo de fumigación, ya que los insectos son unos peldaños básicos de la red trófica y ecológica del Parque, y cualquier afección sobre ellos podría tener consecuencias inesperadas sobre muchas otras especies.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.