La Policía Nacional desarticuló el pasado lunes un punto activo de venta de cocaína situado en la barriada de Son Rapinya de Palma. De esta forma, dos varones de origen dominicano acabaron detenidos. La actuación se inició antes de lo previsto porque habían amenazado a punta de pistola a un cliente que tenía una deuda con ellos.

Los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de varios individuos podían estar dedicándose al tráfico de estupefacientes. Así, el grupo de estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial inició las investigaciones.

Tras concretar e identificar el domicilio desde el cual se estaba llevando la actividad delictiva, el lunes por la noche se desencadenó la operación. En un principio no pensaban actuar tan temprano, pero unas amenazas a punta de pistola hacia un cliente lo precipitó todo.

Un cliente debía a la organización 1.500 euros, así que le amenazaron un un arma de fuego. De esta forma, iniciaron la entrada y el registro del domicilio junto con la comisión judicial.

En el operativo policial se han detenido a dos ciudadanos dominicanos, uno de ellos con antecedentes por tráfico de drogas. Asimismo, se ha intervenido 130 gramos de cocaína, 200 gramos de sustancia de corte y un bote de ácido bórico para el corte y engorde de la sustancia. También decomisaron una pistola de fogueo y material para el prensado y confección de dosis.

Los detenidos pasarán a disposición judicial en las próximas horas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.