Un hombre de  54 años ha agredido este miércoles por la mañana a su esposa en Inca. Le pinchó en repetidas ocasiones con un cuchillo de cocina. La mujer ha sido trasladada en estado muy grave hasta el hospital de Son Espases. El varón ha sido detenido.

Los hechos han ocurrido a las 8:30 en la calle de Martí Metge. La Policía Local recibió una alerta del 112 que avisaba de una fuerte pelea, por lo que una patrulla se acercó al lugar.

Los policías se encontraron en la misma calle varios vecinos muy nerviosos por lo sucedido. Nada más subir la escalera del edificio, se encontraron a una mujer ensangrentada tumbada en el rellano de un tercer piso. Iba en un pijama teñido de rojo. Aseguraba que su marido le había agredido. Así, pidieron refuerzos y la llegada urgente de una ambulancia. Uno de los policías se encargó de atender a la herida.

El otro agente subió al piso y se encontró con el varón. No ofreció ninguna resistencia y actuó con tranquilidad. Además, se mostró colaborador y enseñó dónde tenía el cuchillo de 12 centímetros que utilizó para atacar a su mujer cuando le preguntaron por el arma. Ambos son de origen marroquí. Habían empezado a discutir por motivos económicos y todo acabó con el uso de la fuerza. En el piso se veía que había muchas manchas de sangre y varios muebles rotos.

La mujer sangraba por la nariz, la barriga y los brazos. Había recibido una paliza y seis o siete pinchazos de unos dos o tres centímetros de profundidad. De esta forma, una ambulancia se presentó en el lugar y después de atenderle fue trasladada de urgencia hasta el hospital de Son Espases. Se encuentra muy grave y será intervenida quirúrgicamente de urgencia.

Por otra parte, hace unos días la Policía Local de Inca ya actuó con el agresor. En ese caso, sufrió una crisis nerviosa.

La Guardia Civil es ahora la encargada de investigar el suceso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.