La Policía Nacional ha detenido a un escurridizo delincuente en el aeropuerto de Son Sant Joan. Tras ser condenado a más de seis años de prisión por dos delitos de tráfico de estupefacientes, fue expulsado de España. Utilizaba documentos falsos para entrar al país. El hombre ha ingresado en prisión.

El detenido, de origen argentino, empleó documentos falsos y falsificados para acceder a través de un país europeo a España. De esta forma, quebrantó la condena impuesta por el juez de prohibición de entrada en territorio nacional durante diez años.

Los investigadores constataron que el escurridizo delincuente utilizaba documentos falsificados para moverse libremente entre España e Italia. En ningún caso levantaban sospechas y que le permitían viajar en avión, registrase en hoteles y alquilar pisos y fincas. De hecho, la última vivienda en la que se hospedó fue en Sencelles. Sin embargo, huyó al saber que la policía le buscaba. A partir de entonces, se instaló en Barcelona utilizando una nueva identidad. Ocasionalmente seguía visitando Mallorca.

Todo esto se pudo saber tras las gestiones practicadas por funcionarios de la U.C.R.I.F. (Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsificación) de la Jefatura Superior de Policía de Baleares, con la colaboración de agentes de la Comisaría Local de Manacor.

Detenido junto a su pareja a su llegada al aeropuerto de Palma

Del seguimiento que hicieron los investigadores, averiguaron que tenía una pareja de nacionalidad española y que iba a volver a Palma acompañada por un ciudadano italiano, lo que levantó las sospechas de los policías. De esta forma, se montó dispositivo de espera en el aeropuerto de Palma. Entonces, los policías observaron la llegada de la mujer acompañada de un sujeto. El chico se identificó con un carnet de identidad italiano. Pero no coló, los investigadores lo detectaron como falsificado y comprobaron que él era el ciudadano argentino buscado.

Ambas personas fueron detenidas al comprobarse que la mujer había comprado los billetes de avión para ambos utilizando el carné falsificado de su pareja para que no fuera detectado. Lo había a sabiendas.

Al detenido se le ha intervenido un total de cinco documentos de identidad falsos y falsificados. Uno de ellos había sido sustraído en Nápoles.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial. El juez ha decretado su entrada en prisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.