El Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Palma ha desestimado el recurso interpuesto contra la resolución del Consejo de Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma que denegó la licencia de actividad para la construcción de un complejo comercial a Ses Fontanelles.

Según ha explicado en un comunicado el Consistorio palmesano, de este modo, se da la razón a la decisión del equipo de gobierno de no otorgar la licencia después de la decisión del Govern de no conceder la licencia autonómica de gran establecimiento.

En dicha sentencia, han recogido, se avala la forma de actuar de Gerencia de Urbanismo “puesto que la licencia solicitada es de obra y de actividad, y la actividad, en el caso concreto de las grandes superficies y en el momento de la solicitud, se condicionaba a la existencia de una licencia autonómica”.

CALLE DE SANT ESPERIT

Por otra parte, el regidor de Modelo de Ciutat, Urbanismo y Vivienda Digna, José Hila, se han reunido este viernes con vecinos y comerciantes del Ban de s’Oli para informarles que la calle de Sant Esperit se reabrirá de forma inminente después de que los propietarios del edificio del antiguo hostal Perú hayan realizado las obras solicitadas desde Urbanismo.

El Departamento de Disciplina y Seguridad de los Edificios de Urbanismo había abierto expediente a los propietarios exigiéndoles que retiraran los elementos de una serie de elementos inestables que se habían detectado.

Concretamente, hacían referencia al voladizo, que tenía riesgo de desprendimiento y a unas placas de mármol, que se encontraban en la planta baja y en el primer piso y que también presentaban riesgo de caída.

Hila ha remarcado que la calle estuvo cortada “por motivos de seguridad, puesto que había tres edificios que presentaban un peligro peatonal”. Ahora, esta circunstancia ha cambiado y, por lo tanto, “se podrá reabrir la calle”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.