Uno de nuestros lectores nos ha remitido las fotografías que acompañan este escrito y que muestran el deplorable estado en que se halla el paseo peatonal del dique del Oeste.

Según nuestro lector, esta situación se ha prolongado, como mínimo, durante todas las navidades y como puede observarse en las imágenes no falta de nada para poder calificar esa zona como de deplorable: carteles sueltos, otros medio sueltos (con el peligro de que el viento acabé por llevárselos), pavimento degradado, barandas cuya base está suelta o a las que faltan componentes…

Una dejadez absoluta que es también un riesgo para aquellos ciudadanos que habitualmente frecuentan la zona ya sea para practicar un deporte o, simplemente, pasear.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.