El Consejo de Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma ha acordado este martes ordenar la demolición de las obras realizadas sin licencia en la discoteca Pacha de Palma, situada en el Paseo Marítimo.

Así lo ha dado a conocer el regidor de Modelo de Ciutat, Urbanismo y Vivienda Digna, José Hila, quien ha explicado que se ha acordado comunicar al propietario del inmueble y al titular de la licencia de Pacha la retirada, demolición, restitución y/o reconstrucción de las obras realizadas en el edificio ubicado en la avenida Gabriel Roca, núm. 42, que se llevaron a cabo sin la pertinente autorización municipal.

Hila ha precisado que el Departamento de Disciplina ha detectado nueve actuaciones realizadas sin el permiso municipal, y que se pide la restitución del inmueble en el estado en que se encontraba antes de la comisión de la infracción urbanística.

“Se detectó que se habían realizado obras que no respetaban el BIC y que se habían hecho modificaciones sustanciales en espacios no aprobados”, ha añadido.

EXPEDIENTE DE RESTABLECIMIENTO DE LA LEGALIDAD

El año pasado, los técnicos municipales acudieron al recinto para hacer una inspección, que dio lugar al inicio de un expediente por parte del Departamento de Disciplina y Seguridad de los Edificios.

Según ha apuntado el concejal de Urbanismo desde da el área “se detectó que se habían realizado obras que no respetaban el Bien de Interés Cultural (BIC) y que también se habían hecho modificaciones sustanciales en espacios no aprobados por la licencia”, lo que motivó el expediente de restablecimiento de la legalidad que hoy ha aprobado la gerencia.

Por otro lado, ahora queda el expediente sancionador, “que se sigue tramitando”, tal y como ha recordado Hila.

Las actuaciones detectadas sin la licencia sin el permiso municipal corresponden con las vallas publicitarias, la ampliación de la zona de patio, la ampliación en la terraza principal, la ampliación de sala anexa VIP y la ampliación en subsuelo (cueva natural).

Además, las obras ilegales se refieren también a dos reformas interiores –se hicieron una redistribución de la sala principal y una adecuación de los baños de la sala principal–, y dos reformas exteriores; adecuación de los espacios exteriores y formación de una barra semicircular.

Los técnicos han hecho una valoración de las obras que el promotor tiene que llevar a cabo de acuerdo con los precios y baremos de los Colegios Oficiales de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Mallorca y Arquitectos. Así, la valoración es de 880.801 euros.

En este punto, Hila ha explicado que el incumplimiento de la orden aprobada este martes dará lugar a la imposición de hasta 12 multas coercitivas para el promotor con una periodicidad mínima de un mes y cuantía, en cada ocasión, del 10 por ciento del valor de las obras, lo que representan un total de 88.000 euros mensuales.

GRADAS SON MOIX

Por otra parte, la Gerencia ha concedido al RCD Mallorca SAD la autorización de legalización definitiva de la grada para ubicación de espectadores en Son Moix “después de siete años teniendo un permiso provisional que cada año tenía que renovar”, según ha recalcado el concejal.

Para ello, tal y como ha explicado, se ha pedido autorización al Consejo Superior de Deportes y la Concejalía de Educación y Deportes y Urbanismo ha tramitado la autorización.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.