Foto: Reuters

El conocido como ‘contable de Auschwitz’, Oskar Groening, de 96 años, ha solicitado formalmente clemencia para evitar entrar en la cárcel por la pena de cuatro años de cárcel a la que fue condenado en el año 2015, cuando la Justicia le atribuyó un papel accesorio en el asesinato de 300.000 personas.

Groening ha evitado entrar en prisión por una sucesión de alegaciones relativas a su estado de salud, aunque en diciembre de 2017 el Tribunal Constitucional rechazó los argumentos de sus abogados y, por tanto, que el encarcelamiento violase el derecho a la vida del condenado.

Un portavoz del Ministerio de Justicia del estado de Baja Sajonia, Christian Lauenstein, ha confirmado la presentación de una petición de clemencia y ha dicho que ya está en manos de la Fiscalía. No obstante, ha aclarado que esta solicitud “no implica un retraso en el comienzo del tiempo de prisión”.

La batalla judicial es una de las más largas y simbólicas de las varias que han tenido lugar en Alemania relativas al Holocausto. Unos seis millones de judíos murieron a manos del régimen de Adolf Hitler, pero el tiempo transcurrido y la edad de la mayoría de los acusados les ha evitado entrar en prisión.

En el caso de Groening, que no mató a nadie directamente, los investigadores entendieron que colaboró con el régimen al incautarse del dinero de los judíos deportados al campo de concentración y exterminio de Auschwitz y de haber vigilado la llegada de los transportes al complejo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.