El Ayuntamiento de Palma ha sido condenado a pagar una indemnización por daños y lesiones a un policía local en acto de servicio. La persona que causó las heridas resultó ser insolvente, por lo que reclamaron a Cort que se hiciera cargo de forma subsidiaria, según explica la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Los hechos reclamados surgen de una condena a una persona por causar lesiones a un agente de la Policía Local. Como era insolvente, solicitaron que el Ayuntamiento pagara la indemnización, pero no hubo respuesta por su parte. Así, se interpuso el correspondiente recurso administrativo.

La sentencia concluye que “va contra toda lógica y contradice el principio general de que la Administración está obligada a prestar a sus funcionarios la debida protección y auxilio”. De esta forma, el fallo estima el recurso del reclamante, contra el que no cabe recurso ordinario.

Desde el CSIF, apuntan que la sentencia abre la puerta a que los funcionarios puedan reclamar la debida indemnización cuando sufran lesiones en el trabajo en caso de que el condenado declare su insolvencia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.