Un coche ‘kamikaze’ ha logrado entrar este domingo a Melilla con cuatro inmigrantes subsaharianos ocultos, hiriendo a dos policías nacionales, según ha informado la Delegación del Gobierno.

Su portavoz ha detallado que, sobre las 12,00 horas de este domingo, y tras entrar normalmente por la frontera de Beni-Enzar, un vehículo ha pegado un acelerón y se ha saltado los controles de Policía Nacional y Guardia Civil, logrando salir del recinto fronterizo con extremo riesgo para funcionarios de fuerzas de seguridad de servicio y posibles transeúntes. Poco después, tanto el conductor como el acompañante han abandonado el coche junto a la gasolinera cercana, si bien han sido perseguidos y detenidos.

El vehículo llevaba cuatro inmigrantes ocultos; en concreto, una mujer en el salpicadero y los otros tres, varones, en un doble fondo bajo asientos traseros.

Dos de los policías que han intervenido en la detención han recibido asistencia sanitaria por contusiones en rodilla izquierda en un caso, y en mano derecha en el otro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.