Las obras de electrificación de los tramos de Enlace-Sa Pobla y Enlace-Manacor, que supondrán la electrificación completa de la red ferroviaria de Mallorca, avanzan según los plazos previstos y ya se ha completado el 35 por ciento de su ejecución.

Asimismo, la previsión es que las obras estén finalizadas en el verano de 2018, según ha informado la Conselleria de Energía, Territorio y Movilidad en un comunicado.

En el transcurso de la ejecución de las obras de la línea de ferrocarril en el tramo Enlace-Sa Pobla, desde el día 22 hasta el 31 de enero los trabajos se centrarán en los alrededores y en los accesos a la estación de tren de Llubí.

Con el objetivo de garantizar la seguridad de las personas que necesiten acceder a la zona con sus vehículos, así como reducir los tiempos que la estación se verá afectada, se han realizado una serie de restricciones al tráfico rodado.

De este modo, del 22 al 28 de enero el acceso de la MA-3440 estará cortado; y se ofrecerá como alternativa el acceso desde la MA-3500. Del 29 hasta el 31 de enero, el acceso estará cortado en la estación de Llubí, por lo que se deberá acceder desde la MA-3440. Por último, habrá limitación de aparcamiento al lado de la vía desde el 22 de enero hasta nuevo aviso.

Según han explicado desde la Conselleria, la electrificación completa de la red ferroviaria acortará el tiempo de viaje en los trayectos Palma-Manacor y Palma-Sa Pobla en los dos sentidos, proporcionando mayor comodidad a los viajeros al eliminar el actual trasbordo a la estación de Enlace.

Además, aportará confort en los viajes y redundará en beneficios medioambientales. La inversión total del proyecto es de unos 35,2 millones de euros.

Por último, esta actuación está cofinanciada en un 50 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo Feder 2014-2020 de Baleares y el Govern.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.