Imagen de archivo

Palma ha experimentado estas Navidades un repunte de los casos de violencia doméstica y de género. Desde el 22 de diciembre hasta el 2 de enero, la Policía Local ha realizado un total de 34 diligencias.

La Unidad de protección familiar ha sido la encargada de llevar todos estos casos. Al informarse de lo que ocurría en cada uno de estos sucesos, hicieron las pertinentes valoraciones, que solo se realizan cuando los incidentes se judicializan. El resto de hechos eran leves.

En dos casos, los agentes los valoraron como de riesgo extremo. Uno lo calificaron como alto, 13 de medio y siete, bajo.

Precisamente uno de los casos de riesgo extremo se ha conocido este mismo jueves. Una mujer denunció a la Policía Local agresiones por parte de su pareja durante 20 años de matrimonio. Además, maltrató a sus hijos desde que eran pequeños. Los episodios de violencia machista se sucedieron desde el momento en el que se casaron. El juez decretó su ingreso en prisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.