La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha pedido perdón a las familias de las 14 víctimas identificadas en la fosa de Porreres porque “las instituciones llegamos muchos años tarde” y ha lamentado que “todavía hay mucha gente que espera el cuerpo de su antepasado, hecho que provoca que España tenga una democracia imperfecta”.

Así se ha mostrado Armengol durante el acto de entrega de los restos mortales de las víctimas exhumadas e identificadas a sus familiares, que ha tenido lugar este domingo en el cementerio de Porreres.

Asimismo, el acto ha comenzado con la intervención del director general de Participación y Memoria Democrática, Manel Santana, que ha explicado a los asistentes el proceso de exhumación y de identificación de los cuerpos a través de las pruebas de ADN realizadas. Cabe recordar que en esta fosa se exhumaron 49 cuerpos de los 55 que se encontraron.

En declaraciones a la prensa, la presidenta ha destacado la iniciativa del Govern de “recuperar la memoria democrática” y ha asegurado que “estamos de enhorabuena porque se hemos hecho justicia a una parte de nuestra historia que no podemos olvidar nunca”, ha añadido.

“Es muy importante recuperar nuestra historia y es importante que no se olvide lo que sucedió. Debemos dar las gracias a aquellos que lucharon por la libertad y por la democracia en Baleares y que lo hicieron por sus ideas y para mantener un Estado democrático”, ha señalado.

Además, Armengol ha animado a todos los gobiernos autonómicos a que “se pongan las pilas para poder hacer justicia en todos los territorios de España, como estamos intentando hacer en Baleares”, ha dicho.

Asimismo, ha resaltado que el Govern ha tomado la decisión, “siendo la primera en España de denunciar a la Fiscalía estos asesinatos. Esta línea judicial también la seguiremos empujando desde el Govern”, ha afirmado.

Armengol también ha dedicado unas palabras de agradecimiento a aquellos voluntarios “que durante años nunca han parado de luchar y reivindicar” y que han hecho que “los políticos podamos estar a la altura de las circunstancias, aunque sea muchos años tarde”, ha reiterado la líder del Ejecutivo balear.

En cuanto a las familias que han asistido al acto, la presidenta ha comentado que “son familias magníficas que han transmitido emoción y agradecimiento” y que “la democracia aún no ha cumplido con ellas”.

Al acto también han intervenido la alcaldesa de Porreres, Francisca Mora, y Maite Blázquez, nieta de Joan Losa Campomar, una de las víctimas identificadas en la fosa, como portavoz de los familiares.

Por su parte, la presidenta de Memoria de Mallorca, Maria Antònia Oliver, junto con una amplia representación de la sociedad civil y profesional, han hecho entrega de los cuerpos identificados, los cuales, con la colaboración de los respectivos ayuntamientos, han sido llevados después a los cementerios.

EL ALCALDE DE ESPORLES Y COSTITX, ENTRE LOS IDENTIFICADOS

Concreamente, los cuerpos identificados corresponden a Joan Canyelles Capllonch (Esporles), Jaume Capó Amengual (Búger), Rafel Cifre Torres (Palma), Llorenç Coll Sastre (Selva), Gabriel Ferriol Gelabert (Felanitx), Guillem Frau Moragues (Palma), Mariano Galiana Galiana (Alcúdia), Joan Losa Campomar (Pollença), Gaspar Macià Ventaloni (Campanet), Baltasar Moyà Bauzà (Capdepera), Ignasi Picornell Femenies (Palma), Miquel Ques Torrens (Sencelles), Tomàs Seguí Seguí (Esporles), Pedro Vallespir Amengual (Costitx).

Además, se ha identificado que fue alcalde de Esporles, Tomás Seguí, y quien lo fue de Costitx, Pedro Vallespir. También está el hermano de la política y sindicalista Aurora Picornell, Ignacio Picornell.

La fosa de Porreres es la primera que se ha exhumado en Baleares tras la aprobación por parte del Parlament balear en el año 2016, de la Ley de Fosas.

Según el Govern, la Sociedad Aranzadi fue la encargada de llevar a cabo los trabajos, que ha descrito en el Informe de exhumación y análisis de los restos recuperados en la exhumación levantada a quepo en el cementerio de Porreres (2016), el cual detalla de qué manera fueron asesinadas estas personas.

En esta línea, el informe determina violencia y uso de arma de fuego en cada una de las víctimas. Los crímenes se efectuaron en Mallorca entre los meses de agosto de 1936 y marzo de 1937.

Además, se ha informado de que está previsto que la segunda fase de la exhumación de la Fosa de Porreres se lleve a cabo durante este año 2018. El Plan de Fosas para este año incluye intervenciones en 10 lugares.

Al acto también han asistido la vicepresidenta del Govern, Bel Busquets; el presidente del Parlament, Baltasar Picornell; el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, y representantes de los ayuntamientos afectados, entre otros.

Por último, se ha contado con la presencia de unos setenta familiares, miembros de la Comisión de Personas Desaparecidas y Fosas, y 28 miembros de la sociedad civil y profesional de diferentes especialidades. Ellos han sido los encargados de entregar los huesos de estas 14 personas asesinadas hace 81 años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.