Un policía local persigue y reduce al agresor sexual de una joven en el Paseo Marítimo

Redacción | 30/06/2017

Un joven, de nacionalidad española y unos 30 años de edad, ha sido detenido por la Policía Local de Palma tras agredir sexualmente a una chica, de 18 años de edad, frente a la discoteca Zar; además de resistirse agresivamente a los agentes que intervinieron en el suceso, que tuvo lugar la madrugada del jueves, a las 05:00 horas.

El aviso lo dio la propia víctima; una joven de Olot, Girona, que se encontraba de vacaciones en la isla. La joven se acercó al coche patrulla de la Policía Local, a la altura de la discoteca Divino, y explicó a los agentes que un individuo de unos 1,90 metros de altura y complexión muy fuerte, se le acercó agarrándola fuertemente de un seno y al tratar ella de defenderse, le lanzó un escupitajo vejándola y menospreciándola.

El agresor iba acompañado de un amigo, de similares características físicas. Tras el testimonio de la chica, la patrulla la subió al vehículo para tratar de localizar e identificar a los dos hombres. A la altura de la calle Monsenyor Palmer, la joven pudo identificar claramente al agresor y a su amigo; por lo que los agentes procedieron a informarle de su condición de detenido.

Repentinamente, el individuo optó por ponerse muy agresivo con los agentes y para evitar ser detenido en el lugar, rompió a correr en dirección Porto Pí. El agente que se encontraba de pie se lanzó a correr tras él mientras que el compañero del vehículo policial trataba de cortarle el paso. El agente que salió a la carrera tras él, logró darle alcance a la altura de S'Aigua Dolça; donde tuvo que forcejear con el agresor y pelear hasta conseguir reducirle. Algo que ocurrió frente a numerosos viandantes y clientes de la zona que no dudaron en aplaudir al policía por su actuación.

Una vez reducido y esposado, llegaron más unidades de apoyo y el compañero; por lo que se trasladó al detenido a dependencias policiales acusado de un delito de agresión sexual y otro de atentado y resistencia grave contra agentes de la autoridad. De hecho, el detenido es un conocido practicante de artes marciales y culturista, con varios antecedentes penales, que acababa de salir de prisión tras cumplir 7 años de condena. Una de las razones por las que trató de huir de los agentes, ya que sabía que si volvía a ser detenido, volvería a entrar en la cárcel.

Durante el forcejeo para lograr su detención, el agente sufrió varias abrasiones en las rodillas y en la ceja. Afortunadamente, pudo plantarle cara al individuo al ser instructor en defensa personal policial.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana