Foto: Reuters

Cerca de 400 personalidades del mundo de la política, la cultura, los deportes, académicos, religiosos y ONG han hecho un llamamiento este miércoles al presidente estadounidense, Donald Trump, el francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, a que actúen cuando antes para poner fin a la guerra en Yemen, de la que se cumplen 1.000 días.

“Nuestro mensaje es simple: si no queréis el peso de la vida de miles de niños yemeníes más en vuestras manos, entonces el tiempo para actuar es ahora. Yemen no puede esperar más”, reclaman los 379 firmantes, entre los que figuran las Nobel de la Paz Shirin Ebadi y Tawakkol Karman, esta última yemení.

La guerra, subrayan los firmantes, ha convertido a Yemen, “el país más pobre de Oriente Próximo, en la mayor crisis humanitaria mundial” y lo han dejado “al borde de una hambruna histórica”. Actualmente, “cada 10 minutos un niño muere de hambre o enfermedad” y “tres cuartas partes de los 22 millones de habitantes del país necesitan asistencia humanitaria para sobrevivir”, lamentan entre otros las actrices Juliette Binoche y Charlotte Rampling o el cantante Peter Gabriel.

Según denuncian quienes suscriben el mensaje, entre los que hay parlamentarios de Estados Unidos, Francia y Reino Unido así como políticos de otros países, millones de yemeníes “se sienten abandonados por los líderes mundiales, que parecen poner los beneficios y la política por delante de las vidas humanas”.

“Todas las partes en el conflicto han cometido repetidamente violaciones deplorables contra los civiles, con casi total impunidad”, lamentan, subrayando que “el reciente bloqueo impuesto por la coalición liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos ha empeorado una situación ya de por sí catastrófica”.

Como consecuencia de este bloqueo, que impide las importaciones comerciales, no es posible la entrada de alimentos, medicinas y combustible en el país “lo que está llevando a hospitales a cerrar y a dejando a ciudades enteras sin agua potable y saneamiento”, denuncian, advirtiendo de que la muerte del expresidente Alí Abdulá Salé a manos de los huthis “amenaza con incrementar aún más la amenaza para los civiles”.

LA COMUNIDAD INTERNACIONAL HA FALLADO A LOS YEMENÍES

“La comunidad internacional ha fallado a la hora de emprender las acciones necesarias para acabar con esta crisis obra de la mano del hombre”, critican los firmantes, entre los que también hay numerosos responsables de ONG como Oxfam, CARE o el Consejo Noruego para los Refugiados, así como líderes religiosos de distintos países y credos.

“La diplomacia silenciosa no ha conseguido acabar con las violaciones por las partes enfrentadas”, sostienen, responsabilizando en particular a “Estados Unidos, Reino Unido y Francia, como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y principales suministradores de armas a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos”.

En opinión de quienes suscriben el llamamiento, los tres países deberían “ejercer toda su influencia para presionar a sus socios en la región para poner fin a la crisis”. “En lugar de alentar las llamas de la guerra que está estrangulando a toda una población y corre el riesgo de desestabilizar toda la región, podrían ser intermediarios de la paz”, defienden.

En este sentido, subrayan que para evitar la hambruna en Yemen y que la catástrofe que vive el país empeore hace falta “un alto el fuego inmediato y el fin de todos los bloqueos al acceso de alimentos, combustible y suministros médicos”. Asimismo, es necesario “invertir en un nuevo proceso de paz inclusivo en el que mujeres, jóvenes y la sociedad civil diversa tengan una participación significativa”, añaden.

“Pedimos al presidente Trump, la primera ministra May y el presidente Macron que emprendan acciones urgentes en el Consejo de Seguridad para que esto ocurra”, piden los firmantes.

PETICIÓN DE OXFAM AL GOBIERNO ESPAÑOL

En esta misma línea, Oxfan Intermón ha advertido este miércoles de que Yemen está cada vez más cerca de la hambruna y ha reclamado al Gobierno español que investigue el uso que hace Arabia Saudí de las armas que le vende.

“Enormes cantidades de armas sofisticadas han asolado Yemen durante mil días. Ahora, además, estamos siendo testigos de un asedio medieval que permite utilizar el hambre como arma de guerra”, ha denunciado el director de Oxfam Intermón, José María Vera, advirtiendo de que “privar a la población de alimentos, combustible y medicinas no estará nunca justificado y no debe tolerarse” puesto que “es una táctica que carece de moralidad, humanidad o decencia”.

La ONG, que forma parte de la coalición Armas Bajo Control, ha denunciado que España sigue vendiendo armas a Arabia Saudí sin atender a las peticiones de que se pare su venta y que se acabe con la opacidad y falta de control existente en el sector cuando se cumplen 10 años de la adopción de la ley española sobre comercio de armas.

“El Gobierno español debe investigar cómo usa Arabia Saudí las bombas, la munición o los aviones de reabastecimiento en vuelo exportados desde 2015, ya que son armas susceptibles de ser empleadas en los bombardeos en Yemen”, ha subrayado Vera.

“Los más de 650 millones de euros de armas exportadas por España a Arabia Saudí desde el inicio del conflicto en marzo de 2015, son un ejemplo paradigmático del incumplimiento de la legislación española y europea y del Tratado sobre el Comercio de Armas”, ha remachado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.