La concejal de la CUP del Ayuntamiento de Barcelona Maria Rovira ha visto una “persecución hacia cargos políticos por parte de algunos sindicatos policiales” su citación como investigada por un presunto delito de injurias graves contra los Mossos d’Esquadra tras los atentados en Barcelona y Cambrils (Tarragona) de agosto.

Lo ha dicho después de que el Juzgado de Instrucción 29 de Barcelona la haya citado tras recibir un escrito de denuncia del sindicato de Mossos SPC, después de que en pleno municipal acusara a los Mossos de haber “ejecutado extrajudicialmente” a terroristas, en alusión a la muerte de Younes Abouyaaqoub, abatido por los agentes al ser localizado en Subirats (Barcelona).

En rueda de prensa, Rovira ha señalado que en aquel pleno habló sobre el modelo de seguridad y cuestionaba algunas de las actuaciones realizadas, lo que forma parte de su labor en la institución y de la libertad de expresión, y ha afirmado que esta citación “continúa el hilo iniciado de persecución de los cargos de la CUP”, tras el juicio por presunta agresión a un agente de la Guardia Urbana.

Rovira, quien ha dicho que todavía no ha recibido la citación, ha afirmado que la responsabilidad de los cargos públicos es “velar por las buenas prácticas y abrir el debate”, y ha señalado que el proceso constituyente de una república debe permitir abordar todos estos debates.

La concejal ha asegurado que no duda de la valentía y honestidad de muchos de los integrantes de los cuerpos de seguridad, pero ha señalado que eso no quita “poner el debate sobre la mesa” del modelo de seguridad.

Maria Rovira ha afirmado que cuando llegue la citación judicial, la CUP decidirá, junto con Alerta Solidària, qué estrategia y “línea política” abordarán.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.