Dos ocupantes de un vehículo han resultado heridos después de que el conductor, que ha dado positivo en la prueba de alcoholemia, perdiera el control del automóvil y acabara empotrándose contra la fachada de un edificio.

El accidente se ha registrado a las 6:30 horas de la madrugada en el cruce de la calle Comte de Barcelona con la de Caro.

El vehículo accidentado -un Citroën Berlingo- circulaba por la primera de dichas calles cuando ha girado para incorporarse a la de Caro. En ese momento, sin embargo, el conductor ha perdido el control del vehículo y ha acabado subiéndose a la acera.

Acto seguido, y tras llevarse por delante unas protecciones metálicas, se ha empotrado  contra la entrada a una Clínica Dental.

Una patrulla de la Policía Local que pasaba en ese momento por el lugar tras acudir a un servicio, se ha topado con la escena y han solicitado una ambulancia y una unidad de atestados.

Dos de los ocupantes del coche accidentado se quejaban de fuertes dolores por lo que tras ser atendidos in situ han sido trasladados hasta un centro hospitalario.

Por su parte, el conductor ha resultado ileso y ha sido sometido a la prueba de alcoholemia en la que ha duplicado la cantidad permitida para circular, por lo que ha sido trasladado hasta el cuartel de San Fernando.

Una brigada de EMAYA se ha hecho cargo de despejar el lugar del accidente de los numerosos restos que han quedado esparcidos sobre la vía.

El lugar donde se ha producido el accidente es un punto negro en el que se han registrado numerosos accidentes, la mayoría relacionados con un exceso de velocidad a la hora de girar desde la calle Comte de Barcelona a la de Caro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.