Foto: Reuters

El Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia (TPIY) ha anunciado este viernes que la semana que viene dará comienzo una investigación independiente sobre los procedimientos internos del tribunal en el marco del suicidio que cometió en plena sesión el general bosniocroata Slobodan Praljak, y que espera que concluya antes de la disolución de la corte el próximo 31 de diciembre.

Praljak se suicidó el pasado miércoles al ingerir un veneno todavía no especificado contenido en un pequeño vial que el militar llevaba consigo y que se bebió nada más ver confirmada su condena por crímenes de guerra y contra la Humanidad cometidos en la guerra de Bosnia y Herzegovina (1992-1995).

La investigación que ha solicitado el TPIY irá en paralelo a las pesquisas que está desarrollando la Policía holandesa, al haber ocurrido el suicidio en la sede de La Haya, y será desarrollada por el magistrado Hassan B. Jallow, presidente del Tribunal Supremo de Gambia y ex fiscal del Tribunal Penal Internacional para Ruanda y del Mecanismo para Tribunales Penales Internacionales.

La corte ha subrayado que estas pesquisas estarán centradas principalmente en los procedimientos existentes y concluirán con una serie de recomendaciones que puedan ayudar a otros tribunales en el futuro. El resultado de la revisión se hará público, sujeto a consideraciones de confidencialidad.

Las pruebas preliminares han confirmado que la causa de la muerte del general bosniocroata fue que ingirió “un líquido que puede matar”, según ha contado el portavoz de la Fiscalía de La Haya, Vincent Veenman. “No podemos decir todavía qué sustancia era. Se necesitan más pruebas”, ha asegurado.

La Fiscalía de Países Bajos ha informado de que la investigación está centrada en un posible caso de suicidio asistido y de violación de la Ley de Medicamentos holandesa. Además, determinará cómo consiguió el general bosniocroata hacerse con ese vial de líquido venenoso.

Los procedimientos en el TPIY se volvieron más rigurosos tras la muerte en 2006 del expresidente yugoslavo Slobodan Milosevic, cuando estaba a la espera de su veredicto por crímenes de guerra y genocidio. Milosevic murió de un ataque al corazón después de que se le hubiera prohibido tomar sus medicinas en su celda, lo que podría haber agravado su salud cardiaca.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.