Foto: Reuters

El tenista suizo Roger Federer inició este sábado su temporada 2018 con victoria en la Copa Hopman disputada en Perth (Australia) ganando al japonés Yuichi Sugita por 6-4 y 6-3, en su regreso a las pistas tras finalizar el curso pasado en las ATP Finals de Londres de noviembre.

El número dos del mundo superó su rival nipón en su primer partido del año, para completar un debut positivo superando (2-4, 4-1 y 4-3 (1)) en el dobles mixto a Sugita y Naomi Osaka, formando pareja con su compatriota suiza Belinda Bencic, que también se impuso a la japonesa en el primer encuentro.

De esta forma, el combinado suizo arrancó con un 3-0 el primer torneo de la temporada, liderando un Grupo B en el que se encuentran encuadrados con Japón, Rusia y Estados Unidos.

A sus 36 años, Federer aseguró estar en mejor estado de forma y mental que en su participación del año pasado, un 2017 en el que estuvo presente en el torneo tras estar lesionado de la rodilla y en el que acabó ganando dos Grand Slam, el Open de Australia y Wimbledon.

“Este año me siento con mucho más ritmo. Llega el momento en el que tienes un punto de break o que tienes que sacar por primera vez y me siento normal. El año pasado no tenía la misma seguridad y esperaba que todo saliese bien”, comentó en declaraciones recogidas por la organización.

Por todo, se mostró “muy contento de haber podido tener un buen nivel y mantener la calma bajo presión”. “Tuve algunos buenos momentos avanzando hacia la red y jugando en la cancha. Así es como quiero jugar durante el año. Creo que fue un gran comienzo”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.