El directivo del Grupo Cursach Bartolomé Sbert ha salido de prisión, en la que estaba ingresado de forma preventiva, tras pagar la fianza impuesta de 500.000 euros.

Según han confirmado fuentes del entorno del directivo, Sbert depositó la fianza y abandonó la cárcel ayer por la noche.

El titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Manuel Penalva, le había impuesto una fianza de medio millón de euros para poder salir de la cárcel, donde permanecía desde marzo.

Sbert es uno de los principales acusados en la causa que investiga la trama de presunta corrupción policial para controlar el ocio en Palma.

El directivo solicitó retirar la imposición de fianza pero la Audiencia Provincial desestimó su recurso de apelación.

Tras el auto que le imponía esta fianza, el abogado de Sbert, Antonio Martínez, hizo público un comunicado en el que denunciaba que el texto del juez contenía una “insólita y perversa” advertencia sobre que “cualquier acto dirigido a coaccionar, intimidar, agredir o recompensar económicamente a algún testigo”, podría provocar la modificación de su situación personal, de forma que se acordara de nuevo la prisión incondicional. Por ello, por el momento decidió que la prisión era el lugar “más seguro” para Sbert.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.