GENCAT

El ‘número seis’ de JuntsxCat por Barcelona, Josep Rull, ha acusado este martes al Rey de oficializar la tendencia del “a por ellos” en la política, y ha exigido la dimisión de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por afirmar que el presidente, Mariano Rajoy, ha conseguido descabezar a los líderes de JuntsxCat y ERC.

“Nunca habrá escuchado a un líder del movimiento soberanista, como Carles Puigdemont, hablar de ‘ellos y nosotros’. El Rey lo hizo, y esto es la negación absoluta de la política”, ha recriminado Rull, destacando que esto es lo que han hecho con el castigo que se ha aplicado al líder de ERC, Oriol Junqueras, y al número dos de JuntsxCat, Jordi Sànchez, tras los expedientes que se les abrieron por emitir mensajes desde la cárcel durante la campaña electoral.

“¿No tienen suficiente con tenerles en la cárcel? ¿Es necesario este ensañamiento?”, ha preguntado Rull, que cree que a Sànchez, expresidente también de la ANC, le han aplicado uno de los peores castigos como recluso, cambiarle de módulo, y por tanto le condenan a empezar de cero todo el proceso de socialización.

CASTIGO A SÀNCHEZ Y JUNQUERAS

A su juicio, se trata de un castigo “de una crueldad brutal y una auténtica salvajada impropia de una democracia solvente en el siglo XXI”, ha asegurado en una conferencia en el Fórum Europa.

Después de que Junqueras afirmara que está en prisión porque no se esconde de nada y es consecuente con sus actos, Rull le ha replicado que “aquí no se esconde nadie” y que todos han dado la cara, tanto el líder de su candidatura, Carles Puigdemont, como el resto de exconsellers.

“No se esconde absolutamente nadie. No me atrevería a decirlo de Comín, Serret o Lluís Puig, que lo están pasando mal en el exilio”, ha sostenido el también exconseller, que ha negado que Puigdemont se haya fugado al constatar que viajó a Bruselas, dentro de la UE, sin que hubiera ningún tipo de orden judicial, y que lo primero que hizo fue comparecer ante la justicia belga.

Para Rull, Puigdemont hizo bien en irse porque ahora, con el resto de exconsellers que le acompañan en la capital belga, pueden expresarse libremente, y ha tachado de vergüenza los que afirman que se ha fugado: “¿Qué significa que está fugado? Quieren esposar a presidente de Cataluña, lo que significa esposar todo lo que representa”.

También ha reiterado que la voluntad de Puigdemont es regresar a Cataluña si hay una “victoria clara” del soberanismo y hacerlo como presidente legítimo de Catalunya.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.