Rodrigo Lanza, el joven detenido por la agresión a Víctor Laínez, de 55 años, quien fue increpado y brutalmente golpeado por llevar unos tirantes con la bandera de España, es un conocido antisistema relacionado con el movimiento ‘okupa’.

La víctima presentaba lesiones craneoenfálicas irreversibles y falleció este martes en el Hospital Clínico de Zaragoza, donde permanecía ingresado desde el pasado viernes, cuando se produjo la agresión a la salida de un bar de la zona de Heroísmo de la capital aragonesa.

Rodrigo Lanza fue condenado en 2006 por dejar tetrapléjico a un agente de la Guardia Urbana en Barcelona. La agresión se produjo en el marco de los altercados registrados durante una fiesta ‘okupa’ ilegal que se celebraba en un inmueble del casco antiguo con más de mil asistentes, quien adquirió notoriedad con el documental ‘Ciutat Morta. Crónica del caso 4F’, que tuvo una gran repercusión y denunciaba un montaje policial.

Al salir de prisión, decidió trasladarse a vivir a Zaragoza, donde mantiene vínculos con movimientos sociales y los grupos okupas de la antigua cárcel de Torrero, que en la jerga de este movimiento lo denominan Centro Social Ocupado Kike Mur.

Lanza fue detenido este lunes y es considerado por la Policía Nacional como autor de un delito de homicidio por los citados hechos. Desde entonces, está incomunicado y ni la familia, ni su abogada, ni los amigos han podido hablar con él, ha podido saber Europa Press por fuentes de su entorno.

En el año 2015, coincidió en el Centro Cívico Delicias en una tertulia sobre la ‘Ley mordaza’ con el actual consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, y presidente del PCE-Zaragoza, Alberto Cubero, quien ha señalado que “fue una charla de hace años y no tiene nada que ver con este asesinato”.

Este joven no tiene vinculación con ningún partido político, sino que se mueve en entornos antisistema. En Zaragoza, es habitual de la zona de La Magdalena.

Por su parte, su familia ha señalado en un comunicado difundido por Twitter que está a la espera “de escucharlo para aclarar los hechos”, ha mostrado su respeto por “el dolor de la familia del fallecido” y han rogado “paciencia y no dejarse llevar por informaciones no contrastadas”.

Está previsto que Lanza pase a disposición judicial este jueves por la mañana. Otro joven ha prestado declaración este martes, quedando en libertad ya que la Policía Nacional le sitúa en el lugar de la agresión, pero estima que no participó en ella, por lo que se le considera autor de un delito de omisión del deber de socorro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.