El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes que el artículo 155 de la Constitución estará vigente en Cataluña hasta que haya nuevo Gobierno en el Palau de la Generalitat y ha confiado en que las elecciones autonómicas del 21 de diciembre abran una “nueva etapa” basada en la normalidad y el cumplimiento de la ley.

Así se ha pronunciado Rajoy en la rueda de prensa posterior al Consejo Europeo que se ha celebrado en Bruselas. La situación catalana no ha centrado en esta ocasión las conversaciones con sus homólogos europeos, según fuentes de Moncloa.

Al ser preguntado si le preocupa que los comicios arrojen un escenario incierto que pueda alargar en el tiempo el 155, el jefe del Ejecutivo ha explicado que el propio acuerdo del Consejo de Ministros –aprobado el 21 de octubre–, señala que estará en vigor “hasta que después de las elecciones se forme un nuevo Gobierno”. En ese caso, ha proseguido, ya estarán “en una situación distinta”.

Rajoy ha señalado que la actuación de su Gobierno en Cataluña, tras decidir adoptar el 155, ha sido “ponderada”, “proporcional” y “razonable” y ha recalcado que era “absurdo pensar” que no haría “nada” después de que se declarara la independencia de una parte del territorio nacional.

“Ante una situación excepcional, se tomó una medida excepcional y las medidas excepcionales no deben prolongarse en exceso en el tiempo”, ha manifestado, para dejar claro que tomó esa medida no para gobernar la Generalitat sino para recuperar una situación de normalidad y respeto a la ley.

UNA “FALSEDAD” QUE HAYA APOYO MASIVO A LA INDEPENDENCIA

Tras animar a los catalanes para que acudan a votar el día 21 de diciembre, Rajoy ha indicado que lo que están apuntando “fundamentalmente” las encuestas es que el “masivo apoyo a la independencia de Cataluña” de la que hablaban los independentistas es “lisa y llanamente una falsedad”.

Es más, ha dicho que los sondeos también evidencian que “la irresponsabilidad de algunos ha provocado una enorme división en la sociedad catalana”. “Espero que a partir del día 21 se abra una etapa política que esté basada en la normalidad, en la tranquilidad y en la que los gobernantes cumplan la ley y las resoluciones de los tribunales”, ha apostillado.

Rajoy ha asegurado también que habrá que trabajar “todos” tras los comicios para “superar la fractura”. A su entender, “lo más importante” es abrir “una nueva etapa” y “olvidar” el periodo “ciertamente nefasto” que han vivido, de forma que no haya “divisiones entre familias” salvo las “discrepancias propias de cualquier sociedad democrática”.

MÉNDEZ DE VIGO: DESARROLLAR LAS ELECCIONES SIN “INJERENCIAS”

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha asegurado este viernes que el Ejecutivo está tomando “todas las medidas” para que las elecciones catalanas se desarrollen con normalidad y sin “injerencias” informáticas que alteren el resultado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz ha señalado que en Europa y en Estados Unidos ha habido “casos de interferencias” y que la Unión Europea ha tomado cartas en el asunto. En este contexto, ha subrayado, el Ejecutivo “está tomando todas las medidas posibles para que ninguna interferencia en el ejercicio de la voluntad democrática se produzca”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.