El joven causante del accidente que le costó la vida a un hombre en Esporles dio positivo en la tasa de alcoholemia. Su resultado fue muy alto, pues quintuplicó el máximo permitido después de someterse a la prueba pertinente.

El hombre, de 24 años, también sufrió heridas tras el fuerte impacto. Quedó ingresado en el hospital de Son Espases, donde ha pasado la Nochebuena. Su situación es estable y poco a poco va mejorando. Está fuera de peligro.

El accidente mortal tuvo lugar el domingo a las 05:40 horas. Un impacto frontal entre dos coches hizo que muriera un hombre de 54 años. El otro conductor salió herido grave y fue quien invadió el sentido contrario en la carretera de Esporles.

Todo apuntaba a que el joven iba a una velocidad de 110 kilómetros por hora. Mientras, el otro circulaba a menos de 50 km/h.

Media hora antes del accidente, la Policía había visto al hombre de 24 años saltándose un semáforo en rojo. Anotaron la matrícula y luego tuvieron que seguir la marcha porque iban de camino a un servicio urgente. Además, hace cinco años le retiraron el carnet, pero luego lo pudo recuperar.

El chico intentó convencer a los agentes de que no era él quien conducía. Pero la declaración de algunos testigos y estos antecedentes jugaban en su contra.

El impacto fue tal que el cuerpo del fallecido quedó atrapado dentro del amasijo de hierros en el que se convirtió su coche. Los Bomberos de Palma tuvieron que extraer el cadáver.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.