La rápida intervención de las fuerzas de seguridad ha impedido que una trifulca multitudinaria iniciada frente a un conflictivo bar de la calle Manacor de Palma haya derivado en algo más grave.

La pelea ha comenzado sobre las diez de la mañana, momento en que han comenzado a recibirse llamadas en los servicios de emergencia avisando de que un numeroso grupo de personas de color y sudamericanos estaban pegándose en plena vía pública.

Aproximadamente diez dotaciones de la Policía Local y de la Policía Nacional se han personado de inmediato en el lugar y han logrado interceptar a varios de los participantes quienes han negado que se estuvieran pegando si bien han reconocido que se estaban empujando y gritando.

Sin embargo, los testigos presenciales han sido contundentes a la hora de señalar que se ha tratado de una violenta pelea en la que han participado varias personas.

Las investigaciones llevadas a cabo parecen apuntar a que un individuo ha entrado en un bar de la zona y ha sustraído algo, por lo que el dueño le ha echado y le ha impedido volver a entrar. Visto lo visto, el tipo ha abandonado el lugar para volver al cabo de unos minutos acompañado de un grupo numeroso para “pedir explicaciones”, lo que ha dado lugar la bronca.

El bar, en cuestión, es sitio conocido por parte de las fuerzas de seguridad pues es bastante conflictivo y los problemas en el mismo son constantes.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.