Foto: Europa Press

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido este sábado una participación masiva en las elecciones catalanas para acabar con la etapa independentista: “Si tú no vas, ellos se quedan. Si tú no vas, ellos continúan con la deriva secesionista”.

Lo ha dicho ante más de 500 personas durante un mitin en el Palacio de Congresos de Tarragona del candidato del PSC en las elecciones a la Generalitat de Cataluña, Miquel Iceta, y en el que también ha participado el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, y la candidata por Tarragona, Rosa Maria Ibarra.

Sánchez ha llamado a movilizarse masivamente y a que ningún socialista se quede en casa el 21 de diciembre: “Me dirijo a la gente de izquierdas y a la que, sin ser de izquierdas, quiere que cambien las cosas”.

Les ha pedido votar a Iceta porque representa el cambio tranquilo que necesita Cataluña y porque “es el único que puede articular la unidad entre los catalanes”.

Además, es “un buen hombre, inteligente, íntegro, capaz y que si es el presidente, pondrá los intereses de los catalanes ante todo” y por encima de cualquier otro interés, y asegura que no se hubiera llegado a la situación actual si él hubiera sido presidente.

Ha pedido reformar la España autonómica para hacerla más federal, y ha dicho que el socialismo garantiza que se podrá hacer con diálogo y reconciliación: “Todo el diálogo necesario, pero dialogar para unirnos y no para romper, para ver cómo Cataluña se queda en España y no para ver cómo se va”.

TAMBIÉN “MADRES DE LA CONSTITUCIÓN”

Sánchez ha reivindicado una reforma de la Constitución que incorpore mejoras territoriales y también sociales: “No solamente tiene que haber padres, sino que tiene que haber madres de la Constitución”.

Además, cree que la reforma constitucional debe “atender las demandas de regeneración democrática que todavía no han sido atendidas después del 15-M”.

El líder socialista ha lamentado que tantos años de proceso independentista han dejado gravemente dañados los derechos sociales, y ha apelado a recuperarlos: “No hay causa de izquierdas en el secesionismo, sino que las causas por las que vale la pena luchar son la sanidad, la educación y la dependencia”.

Este mensaje se lo ha dirigido veladamente a los ‘comuns’, a quienes ha definido como “la izquierda que se dice casta y pura pero no tolera que se le recuerde el error de haber quebrado el Gobierno de Barcelona y no anteponer la agenda social” a la independentista.

También ha criticado a Cs, al que ha definido como la media naranja del PP porque cree que comparten el ideario de decir una cosa y hacer la contraria: “No toleran que denunciemos sus incumplimientos del acuerdo de investidura, como la protección de los autónomos y la regeneración democrática”.

Y ante los ‘comuns’ y el bloque que ve en Cs y PP, Sánchez ha erigido al PSC como “la izquierda de verdad, la verdadera alternativa al PP: la propuesta de Iceta es de todos y para todos”.

“Frente a los que quieren una Cataluña excluyente en una España rota o una Cataluña asfixiada en una España uniforme, nosotros queremos una Cataluña mejor en una España diferente”, ha defendido.

AVANCES SOCIALES

Ha repasado los grandes avances sociales que ha sellado el socialismo y se ha preguntado qué hubiera sido de España si solo hubiera gobernado la derecha: “Somos socialistas de izquierdas y no encontramos ninguna bandera de izquierdas en la causa secesionista como hacen otros”.

La democracia –ha añadido– es ley y diálogo, no “urnas sin garantías ni inseguridad jurídica”, y ha llamado a revertir urgentemente la marcha de empresas de Cataluña y los recortes sociales.

“Defendemos un cambio seguro, la España que queremos que sea mañana y que tenemos que empezar a gobernar desde ya para recuperar derechos y libertades”, ha reivindicado.

Para él, los independentistas han estado “tan empeñados en sembrar la semilla de la discordia que se han olvidado de que, para ser presidente de la Generalitat, no hay que dar la espalda a la mitad de los catalanes”.

Y por eso ha agradecido a Iceta “que no vaya contra nadie, sino a favor de la convivencia y la concordia” y comprometiéndose con la cohesión social que tan valientemente han defendido los alcaldes socialistas, según él.

“Vamos a hacer el cambio de rumbo que necesitan Cataluña y España.
Tenemos que hacer muchas cosas juntos”, y se ha comprometido a trabajar él también por la reconciliación y la unidad.

PRESIDENTES INVALIDADOS

Sánchez cree que los independentistas no son válidos para presidir la Generalitat porque –ha alertado– no saben cuántos parados hay en Cataluña, han “quebrantado unilateralmente la convivencia” y han dividido los territorios.

Tampoco cree que Mariano Rajoy pueda ser un buen presidente del Gobierno porque “ha mirado hacia otro lado mientras el debate público lo ocupaba el independentismo en Cataluña”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.