CUP Reus

El Juzgado de Instrucción 2 de Reus ha ordenado la detención de los concejales de la CUP de Reus (Tarragona) Marta Llorens y Oriol Ciurana para que comparezcan este jueves a las 9 horas por un presunto delito de incitación al odio contra la Policía.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la orden la adopta después de haberlos citados dos veces en esta causa y, “sin que se tenga conocimiento de razón alguna”, no hayan comparecido.

La juez ha ordenado que sean detenidos y llevados al juzgado este jueves 28 de diciembre a las 9.00 horas, con la única finalidad de que sean llevados ante la autoridad judicial como investigados.

Tras serles notificada la orden, los dos ediles han acudido la mañana de este miércoles al Ayuntamiento, desde donde han dicho que esperan a que se haga efectiva la orden para detenerles por incomparecencia.

Varias decenas de personas se han concentrado ante el consistorio en solidaridad con estos ediles, y la CUP, a través de su cuenta de Twitter, ha afirmado que se espera la detención de Marta Llorens y Oriol Ciurana “en cualquier momento”.

Tras esta orden de detención, la CUP ha afirmado en su Twitter: “Somos muchas y la solidaridad es la mejor herramienta. Seguiremos construyendo la República y defendiendo los derechos básicos de expresión y manifestación. Reiteramos que no hemos cometido ningún delito”.

“LAS VECES QUE SEA NECESARIO”

Marta Llorens ha asegurado en declaraciones a los medios ante el consistorio que lo volverían a hacer y lo repetirían “las veces que sea necesario” y ha vaticinado que la represión sigue e irá en aumento y será de larga duración.

Ha explicado que no se han presentado ante el juez porque no reconocen el marco de la justicia española, en sus palabras, y están en contra “del aparato del Estado que pone en evidencia que no hay separación de poderes”.

Ciurana ha afirmado que como cada día han acudido a trabajar: “Ya saben donde vivimos y donde trabajamos, lo saben todo porque esta maquinaria del Estado español está organizando todo lo necesario para reprimirnos y que la democracia sea una palabra represiva”.

Por otra parte, la juez acuerda citar para el día 29 a las 10.00 horas a la edil de la CUP Maria Assumpció Cuadrada como investigada, después de que la primera vez que fue citada no se pudo llevar a cabo por falta de disponibilidad de su letrado y la siguiente no se presentó.

MANIFIESTO SOBRE EL 1-O

Después del operativo de la Guardia Civil y la Policía Nacional contra el referéndum sobre la independencia del 1 de octubre, los portavoces municipales del PDeCAT-CiU, CUP, ERC y Ara Reus firmaron un manifiesto que sostenía que la convivencia se alteró con la llegada a Reus de la Guardia Civil y la Policía Nacional –que se alojaron en hoteles de la ciudad– y criticaba la intervención policial en la jornada de votaciones.

La juez investiga a un total de 13 personas por estos hechos, entre ellas el alcalde de Reus, Carles Pellicer, y a seis concejales, así como a cuatro bomberos y dos personas de un gimnasio; la causa está abierta por un supuesto delito de incitación al odio y, en el caso de los bomberos, también por malversación.

La causa se abrió tras una denuncia de la Policía Nacional por la polémica generada por la estancia de los agentes en un hotel de la ciudad para participar en el operativo contra el 1-O, y concretamente sobre acontecimientos del martes 3 de octubre, día de paro en Cataluña.

Delante del Hotel Gaudí de Reus, donde estaban hospedados los agentes, se convocó una manifestación contra su estancia en la localidad y, por otra parte, los grupos municipales firmaron el manifiesto que criticaba “la violencia brutal e injustificable” del dispositivo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.