Foto: Reuters

Los gobernadores estatales de Nigeria han aprobado este martes la entrega de mil millones de dólares procedentes de los ingresos del petróleo a financiar la lucha contra el grupo terrorista Boko Haram.

Los beneficios derivados de la venta del crudo ascienden a un total de 2.300 millones de dólares, de acuerdo con las autoridades nigerianas, lo que supone que casi la mitad se destinará a la lucha contra la insurgencia islamista de Boko Haram.

“Estamos encantados con los logros del Gobierno federal en la guerra y, en ese sentido, los gobernadores estatales hemos aprobado que la suma de mil millones de dólares se coja del exceso de ingresos procedentes del crudo para que la guerra contra la insurgencia llegue a su fin”, ha dicho el gobernador del estado de Edo, Godwin Obaseki.

“El dinero cubrirá todo un conjunto de necesidades, lo que incluye la adquisición de equipos, el entrenamiento para el personal militar y la logística”, ha añadido.

El hecho de que se destine una suma tan grande de dinero eleva las sospechas sobre corrupción, algo endémico en Nigeria. Históricamente, durante el período previo a su celebración de elecciones, se producen numerosos casos de sobornos y robos de fondos púlicos. Se prevé que las próximas elecciones presidenciales y regionales en Nigeria se celebren en febrero y marzo de 2019.

El noreste de Nigeria ha sufrido nueve años de ataques contra militares y población civil, con muchas de sus zonas fuera del control gubernamental. Se estima que las autoridades han desviado fondos de ayuda humanitaria destinados a ocho millones y medio de personas de la región. Entre los acusados de inflar el precio de los proyectos de ayuda humanitaria se encuentra el actual presidente, Muhammadu Buhari.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.