Un menor de 13 años ha perdido la mano en Jaén capital después de que le explotara un petardo que se encontraba manipulando en la vía pública durante la noche del 24 al 25 de diciembre.

El niño permanece ingresado en planta del Hospital Materno-Infantil, donde se recupera de las heridas. Los profesionales médicos tuvieron que amputarle la mano izquierda “debido a la gravedad de las heridas”, según han señalado fuentes sanitarias consultadas este martes por Europa Press.

Además, presentaba lesiones, aunque de carácter leve, tanto en el pecho como en párpados y córnea, por las que ya está recibiendo también tratamiento oftalmológico y “no hay riesgo de pérdida de visión”.

El suceso tuvo lugar sobre las 00,20 horas del 25 de diciembre, en la calle Murillo de la capital jiennense, según se ha informado a Europa Press desde el 112 Andalucía. Fue un particular el que alertó a este servicio de emergencias pidiendo ayuda para un menor al que le había explotado un petardo cuando lo manipulaba.

Finalmente, fue un vehículo particular el que trasladó al chico hasta el centro hospitalario, donde ha sido intervenido y sigue ingresado. En el mismo suceso también se pidió ayuda para una bebé de corta edad que sufría molestias en los oídos como consecuencia de la explosión, aunque en este caso no se preció asistencia médica ni traslado hospitalario, según han precisado las mismas fuentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.