Senado, senadores


El Senado ha publicado los gastos de desplazamiento de los senadores durante los meses de julio, agosto y septiembre, que ascienden a 515.838 euros, lo que en el acumulado de 2017 refleja una inversión de 2,10 millones de euros hasta el tercer trimestre.

Esta cifra, publicada por el Senado y recogida por Europa Press, significa un gasto medio de casi 8.000 euros por senador e incluye desplazamientos en medios de transporte colectivos (avión, tren, etc) y el kilometraje en vehículo privado.

El gasto en viajes de los primeros nueve meses del año alumbra una cifra similar a la registrada en el mismo periodo de tiempo en 2015, en un año con actividad parlamentaria habitual. Entonces el Senado empleó 2,12 millones, un 0,98 por ciento más que este curso.

El grueso de la facturación por viajes corresponde a la actividad parlamentaria, principalmente los viajes de los senadores a su circunscripción, que asciende, hasta el tercer trimestre, a más de 1,66 millones euros. Mientras que el concepto de actividades políticas, actos de los parlamentarios lejos de la sede habitual, representa más de 166.000 euros.

El tercer bloque son las actividades institucionales del Senado fuera de Madrid, como viajes de representantes de comisiones o encuentros internacionales. En este concepto, se destinó algo más de 4.000 euros hasta septiembre.

Con respecto a 2016 la cifra es ostensiblemente menor ya que en ese año el Senado se gastó un millón de euros. En este periodo se produjo el ‘impasse’ político en España durante el cual la Cámara estaba constituida pero la actividad se redujo y no hubo control al Gobierno.

La cifra del tercer trimestre supone un retroceso de 282.275 euros con respecto al segundo trimestre de este año, en el que los gastos rozaron los 800.000 euros. Esto se explica porque el periodo de sesiones finaliza en junio, siendo julio y agosto libres de actividad en el hemiciclo, aunque sí son hábiles para otro tipo de trabajos, como comisiones y ponencias, y se puede convocar una sesión extraordinaria de Pleno en caso de que la Mesa del Senado lo considere necesario.

MÁS QUE EN EL VERANO DE 2016, 25% MENOS QUE EN EL DE 2015

En el verano de 2016, durante el gobierno en funciones, el Senado gastó 398.586 euros en el desplazamiento de los parlamentarios. Por lo que el gasto de este año supone 29 por ciento más, aunque las circunstancias políticas difieren del año pasado a este.
La cifra de este tercer trimestre es un 25 por ciento menor a la del mismo periodo de 2015. Entonces, en un periodo de normalidad parlamentaria, el Senado destinó 695.868 euros a los trayectos de los senadores.

Igualmente, cabe destacar que de los fondos usados en el tercer trimestre 78.368 euros se deben a gastos de gestión, de cancelación y de cambio de billetes, además de los emitidos que todavía no se han utilizado. Hasta septiembre de este año el Senado ha empleado 268.977 euros en este concepto, o lo que es lo mismo más de 1.000 euros por cada parlamentario.

La Cámara Alta publica trimestralmente su gasto en viajes aunque las cifras presentadas son las totales y no se diferencian por grupos parlamentarios, ni por senadores o destinos. Éstos sólo están obligados a justificar ante sus portavoces por escrito los viajes que van a realizar y son aquellos los que autorizan los desplazamientos fuera de su circunscripción de origen.

La institución presidida por Pío García-Escudero decidió dar a conocer estos datos en 2014 como una de las medidas para aplicar la ley de Transparencia y a raíz de la polémica por el pago de viajes a Canarias del expresidente extremeño José Antonio Monago cuando era senador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.