Los 95 incendios forestales que se han originado durante este año en Baleares han quemado un total de 168,1 hectáreas, siendo inferiores a la media del periodo 2008-2016 tanto en superficie como en número de siniestros, con una media de 112,4 siniestros y 739,8 hectáreas al año.

Según ha explicado en un comunicado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, de ellos, 14 han sido incendios forestales y 81, conatos de incendio (menos de una hectárea quemada).

Por localización, el 71 por ciento se han registrado en Mallorca, el 17 por ciento en Formentera, el 11 por ciento en Ibiza y el 1 por ciento en Menorca.

Desde la Conselleria han realizado un balance “muy positivo” dada la sequía, en algunas zonas severa, que ha afectado a Baleares durante este año.

20% DE FUEGOS INTENCIONADOS

De los 95 incendios, el 58 por ciento corresponden a negligencias y causas accidentales, mientras que el 20 por ciento han sido intencionados, el 8 por ciento por causas naturales y un 13 por ciento siguen pendientes de investigación.

Uno de los incendios intencionados de este año fue el sufrido durante el verano en la zona de Cala de Bou, en Sant Josep de sa Talaia, que supuso la detención del individuo que presuntamente era responsable.

Los medios del operativo de la Conselleria han tenido un carácter plenamente interinsular, con capacidad para actuar en cualquier isla en todo momento con la movilización de los medios aéreos, helicópteros y aviones, y con el traslado, si es necesario, de personal especializado.

Este 2017 ha sido el segundo año en que se ha contado con un avión anfibio con base en Ibiza y con capacidad de actuar en todas las islas, permitiendo una mejora “muy significativa” del ratio de descargas.

PREVENCIÓN Y COLABORACIÓN

A la hora de luchar contra los incendios forestales, han explicado, la prevención es cada vez más protagonista y debe fundamentarse especialmente en la colaboración entre las diferentes administraciones y entre las administraciones y las entidades privadas.

Por ejemplo, en términos de colaboración, este año se ha trabajado conjuntamente con el Ayuntamiento de Capdepera para avanzar en la autoprotección de una de las urbanizaciones más vulnerables a los incendios forestales de Mallorca, como es la Costa de Canyamel.

Igualmente, fuera de la época de peligro de incendios forestales, los trabajadores del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat)ejecutan en todas las islas los diferentes planes comarcales de defensa contra incendios forestales.

Estas actuaciones van dirigidas principalmente a la ejecución y el mantenimiento de fajas de defensa, cortafuegos, depósitos de agua y pistas forestales. Desde la Conselleria también se impulsan otras actividades de prevención, como las quemas prescritas o el uso de ganado para controlar la vegetación en zonas de alto riesgo.

CONVENIO

Recientemente se ha firmado un nuevo convenio, por valor de 150.000 euros, entre el Ibanat y la entidad Natura Parc por dos años, 2018 y 2019, para que dos guardas de someras ejecuten y mantengan durante todo el año cortafuegos previstos en el Plan Comarcal de Llevant y en el Plan Comarcal de Ponent.

Además, durante este año se han renovado los equipos de protección individual de todos los trabajadores y se ha comprado un vehículo destinado a la coordinación del incendio en el puesto de mando avanzado, una autobomba forestal, un tractor, cinco vehículos todo terreno, desbrozadoras y motosierras, dos biotrituradoras forestales y mochilas de primera intervención.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.