La nueva ley de policías locales permitirá colocar a dedo a altos cargos

Los policías locales no han salido nada contentos de la nueva ley de coordinación de Policías Locales en Baleares. La reforma se supone que busca generar una mayor proximidad a la ciudadanía y estabilizar las plantillas, en concreto por aquellos que están como interinos. Según explica el portavoz de la Plataforma por la Estabilidad de las Policías Locales de Baleares, Toni Ramírez, “no prohíbe la figura del interino”, por lo que el problema sigue presente.

Además, la reforma de la ley da “más margen para colocar a jefes”, pues “no será necesario ostentar la máxima categoría de la plantilla para ocupar la jefatura” de la Policía Local. Por tanto, la afinidad política ganará fuerza en esta elección, según critican. Esta, según Ramírez, no es una ley de coordinación, sino “de colocación“.

Durante la mañana del martes, cerca de 200 agentes se manifestaron frente a al Parlament. Con esta protesta querían expresar su rechazo a la nueva ley, pues consideran que no se soluciona el problema de los interinos, que podrían perder su puesto si el Tribunal Supremo confirma que es una posición ilegal. Lo único con lo que estaban de acuerdo era con la enmienda de Més per Menorca, pero finalmente el partido la retiró.

“Se ve que Més per Menorca recibió bastantes presiones del Govern y a nosotros se nos pidió que diésemos nuestra conformidad con retirar su enmienda a cambio de que se comprometía a negociar unas mejores condiciones”. Se negaron, porque nunca habían querido sentarse con ellos para hablar. El director general de Emergencias, Pere Perelló, les dijo que “las plazas que tenían preparadas iban a quedar paralizadas” si la enmienda seguía hacia delante, cosa que finalmente no ocurrió.

En relación a los interinos, Ramírez explica “después de haber superado todos los procesos selectivos que se nos han solicitado (pruebas físicas, temario general y especifico, pruebas de idiomas…), nos hemos dedicado a sumar los méritos que se nos requería para lograr puntos para obtener una plaza que nunca llegaba a ofertarse”. El martes, continúa, “se tuvo la ocasión de reconocer tales esfuerzos y sacrificios y se desaprovechó por parte de los partidos que forman y apoyan al actual Govern (PSIB, Més y Podemos), aquellos que se llenan la boca de decir que luchan por recuperar los derechos perdidos de los trabajadores”. Ahora tendrán que empezar de cero.

Igualmente, dudan de que se vaya a conseguir dar estabilidad a las plantillas policiales. “Compañeros que llevan años de servicio ven peligrar su puesto de trabajo por no superar unas pruebas físicas (que ya pasaron en su momento) por sufrir una lesión por accidente laboral, entrenando o por la aparición de alguna dolencia crónica”. Aun así, seguirían capacitados para realizar otras funciones dentro de los cuerpos.

“El resto que conservan todas las facultades físicas cruzan los dedos para no verse en la delicada situación que sufren otros compañeros”, añade Ramírez. Esos miedos los tienen que dejar a parte cuando salen rápidamente a un servicio. “Si fuéramos egoístas, no acudiríamos a los servicios con la misma celeridad, pero el ciudadano no tiene culpa de las condiciones laborales a las que estamos sometidos”.

Por otra parte, la Plataforma por la Estabilidad de las Policías Locales de Baleares ha criticado que Podemos presentara una enmienda para que los agentes no vayan siempre con su arma. La formación morada proponía los servicios de salida de los colegios o en el caso de los policías de barrio y proximidad como ejemplos donde no es “estrictamente necesario” llevar una pistola.

Ramírez también se ha pronunciado por la facilidad que se daría a las mujeres en los exámenes para acceder a los puestos. “Durante el pleno diversos partidos políticos recordaron que podría ser inconstitucional, además que ya está reconocido en las puntuaciones de las pruebas físicas una discriminación positiva hacia ellas. Las mujeres no carecen de un nivel intelectual más bajo que el hombre, nos parece un menosprecio hacia el género femenino”.

En cuanto a otro de los temas de los que se ha hablado últimamente, el de la creación de una policía autonómica en Baleares, Toni Ramírez cree que “con lo que están haciendo con las policías locales, mejor que no se metan a hacer nada, han demostrado por activa y por pasiva que no están capacitados“.

En este sentido, creen que el propósito era hacerse “una foto propagandística a consecuencia de la buena labor realizada por los policías”. “El colectivo echa de menos estar en manos de gente con vocación, profesional, que trabaje por y para la policía y que estos resultados se vean reflejados en el servicio aportado”, sentencia.

Hay omentarios Únete a la conversación

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.