La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha vuelto a rechazar la puesta en libertad provisional del expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell, después de que la defensa del investigado presentara un recurso ofreciéndose a abonar una fianza de 400.000 euros.

Rosell plantea la posibilidad de pagar dicha fianza después de que la Sala de lo Penal mencionase en un auto que las objeciones al recurso que había presentado anteriormente el investigado “podrían haberse visto minoradas con un ofrecimiento económico” que afianzase la “disponibilidad plena del recurrente, de modo que el quántum de la garantía podría dar lugar a modificar la situación”.

De este modo, el exdirectivo del Barça ha vuelto a intentar salir de prisión, en la que lleva desde el pasado 25 de mayo, proponiendo el pago de 400.000 euros y señalando que somete su ofrecimiento “a lo que estime oportuno el Juzgado Central de Instrucción o, si procediere, la Sala, tanto en caso de que la oferta exceda de lo que opinen dichos órganos judiciales como en el caso de que sea inferior a su criterio”, por lo que pide que se le indique qué cantidad estiman “pertinente”.

La magistrada instructora de la causa ordenó prisión provisional para Rosell al considerar que éste lideraba una organización criminal internacional dedicada al cobro de comisiones ilegales derivadas de los derechos de la selección de fútbol brasileña. Por estos hechos, habría blanqueado casi 15 millones de euros.

Casi siete meses después, la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 vuelve a rechazar su puesta en libertad porque, aparte de señalar que “existen determinados y fundados indicios de su participación en los hechos que son objeto de investigación”, sigue apreciando riesgo de fuga, de reiteración delictiva y de destrucción de pruebas.

Además, apunta que “si la Sala hubiera considerado la posibilidad de que el señor Rosell quedara en libertad a través del pago de una fianza, así lo hubiera acordado fijando el importe que se estimara adecuado para garantizar su disponibilidad ante este juzgado o tribunal que conociera de la causa, lo que evidentemente no se ha realizado”.

Según Lamela, “no puede compartirse la afirmación que efectúa el recurrente en el sentido de que atraviesa una precaria situación económica, afirmación que reitera en cada uno de los escritos que presenta”, ya que esta precariedad “no concilia con la cantidad de 400.000 euros que ofrece como fianza”.

En este sentido, la magistrada destaca en su auto que, según ha revelado la investigación, la “principal actividad empresarial” y fuente de ingresos de Rosell se encuentra fuera de España.

Un ejemplo que cita es “su última actividad conocida al frente de ‘One of ours limited’, en cuyo contrato figura el cobro por parte del exdirectivo del Barça de 3,5 millones de euros anuales hasta 2022. “Por lo que conforme a lo pactado, es previsible que por parte de ‘One of ours limited’ se hayan cobrado ya al día de hoy 3.500.000 euros”, explica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.