La huelga de examinadores de tráfico ha dejado sin examinar a más de 2.804 alumnos en Baleares, según datos de la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial (Formaster).

La huelga, desconvocada el pasado miércoles, ha producido una caída del 22 por ciento de los exámenes prácticos de conducir con respecto al año pasado en las Islas. Esto supone que 26 alumnos de Baleares no se hayan podido examinar por cada jornada de huelga.

En 2016, según datos de la DGT, de junio a octubre, se realizaron en la Jefatura de Tráfico de Baleares 12.911 pruebas prácticas de conducir y este año, en las mismas fechas, se han realizado 10.100, lo que “ha producido un colapso de ciudadanos que quieren sacarse una licencia de conducir”, según Formaster.

Según sus cálculos, otro daño colateral han sido las pérdidas para las autoescuelas, que en Baleares han dejado de facturar 31.000 euros diarios. “Esto refleja que las autoescuelas de Baleares hayan acumulado un déficit de facturación de casi 3.3 millones de euros durante los seis meses de huelga de examinadores de Tráfico”, han apuntado desde Formaster.

Por ello, la asociación pide “que se vuelva a la normalidad lo antes posible” y que se intensifiquen los exámenes “para descongestionar el colapso de alumnos en lista de espera para examinarse de la prueba práctica de conducción”.

Además, también reclama que la DGT “solucione el déficit de examinadores que hay en las diversas Jefaturas de Tráfico como la de Baleares”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.