La ampliación a cinco semanas del permiso de paternidad que estaba previsto aplicar en 2018 tal y como acordaron el Gobierno y Ciudadanos, se ha quedado congelada por falta de Presupuestos Generales del Estado, el marco donde debería aplicarse esa modificación legislativa y donde quedaría recogida la partida necesaria para hacerla realidad.

La ampliación no se ha aprobado en el último Consejo de Ministros del año y no entrará por tanto en vigor el 1 de enero. Se desconoce además si acabará siendo una realidad en 2018, pues depende de que se aprueben con esa previsión los Presupuestos Generales del Estado o de que si se prorrogan los de 2017, existan tanto la voluntad política como los fondos necesarios para ponerlo en marcha.

España va tarde ya en este asunto. La Ley de Igualdad de 2007 estableció el permiso de paternidad de quince días, pues hasta entonces ellos contaban con sólo dos días libres, y fijó que su duración debía llegar a ser de un mes como muy tarde a partir de enero de 2013 de cara a una progresiva equiparación de los permisos parentales.

En 2008 el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero anunció que se aplicaría un año después, pero en 2009 alegó que no había recursos económicos para hacerlo y pospuso la medida. Lo mismo hizo Mariano Rajoy al llegar al Gobierno: mediante una disposición adicional en la Ley Orgánica de los Presupuestos Generales pospuso la entrada en vigor un año tras otro hasta que finalmente el 1 de enero de 2017 los padres españoles pudieron cogerse un mes por nacimiento, adopción o acogida de un hijo.

Desde entonces y hasta septiembre, 196.873 padres han disfrutado por primera vez en la historia de España de un permiso remunerado al 100% de cuatro semanas de duración. En el mismo periodo, 200.618 mujeres han tenido permiso de maternidad, que en su caso es de hasta 16 semanas de duración, de acuerdo a los datos de la Seguridad Social recogidos por Europa Press.

Un total de 31.458 de estos padres estaban en Andalucía, 5.839 en Aragón, 3.221 en Asturias, 4.634 en Baleares, 6.611 Canarias, 2.240 en Cantabria, 8.544 en Castilla y León, 8.366 en Castilla-La Mancha, 37.257 em Cataluña, 3.782 en Extremadura, 9.627 en Galicia, 33.523 en Madrid, 3.032 en Navarra, 1.354 en La Rioja, 19.495 en la Comunidad Valenciana, 10.339 en País Vasco, 229 en Ceuta y 310 en Melilla, según los datos oficiales.

Para recabar apoyos en su última investidura, Rajoy acordó con Ciudadanos que tendería a esa equiparación progresiva de los permisos y de hecho, este año en la negociación de los presupuestos generales del Estado correspondientes a 2018 incluyó la partida necesaria para que el permiso parental pasara a ser de cinco semanas.

Sin embargo, ese borrador de los presupuestos no ha llegado aún al Congreso de los Diputados y conforme explica la portavoz de Igualdad de Ciudadanos, Patricia Reyes, tampoco se ha consensuado con grupos como el PSOE o el PNV, cuyos votos son necesarios para que salga adelante.

“El problema es que como no se han aprobado los presupuestos, esa partida tampoco y sin dinero entiendo que no hay medida. No es algo que se pueda asegurar porque es el Gobierno quien decide pero en principio, al no estar aprobados los PGE no está aprobada esa partida y la ampliación no va a entrar”, señala en declaraciones a Europa Press.

La diputada recuerda que este aumento a cinco semanas “es un compromiso” que el Gobierno adoptó con Ciudadanos y afirma que “esa partida estaba en los presupuestos” que negociaron con la formación, “pero no se han sentado con PSOE ni con PNV así que no se sabe qué va a pasar”. “Ni siquiera los ha traído a la Cámara ni se ha sentado con otros partidos a negociarlo”, lamenta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.