Foto: José Costa

La nadadora española Jessica Vall reconoció que “no esperaba” salir de la piscina este domingo por la tarde con el título de campeona de Europa en 200 metros braza, cerrando un gran torneo de piscina corta en Copenhague en el que se asentó “entre las mejores de Europa”.

“No me lo esperaba. Aún no he visto el vídeo. Las rusas que tenía a mi lado llevaban mi misma estrategia y he querido apretar un poco antes de lo habitual para evitar sustos. En los últimos 50 metros he visto a la danesa y me he dicho ‘aprieta con todas tus fuerzas en el último 25′”, indicó en declaraciones a Radio Marca.

Vall se colgó su segunda medalla en dos días, tras ser bronce en 100 braza. “Me he sentido mucho más cómoda esta tarde que por la mañana. Ayer sabíamos que después de la tensión de la medalla tenía que estar atenta esta mañana para entrar en la final. Las sensaciones no eran buenas, me ha hecho coger nervios pero ya esta tarde estaba recuperada para lucharlo”, afirmó.

La catalana celebró mejorar sus prestaciones en piscina corta. “Estoy con muy buenas. Es cierto que mis marcas en piscina larga han sido mejores que en la corta y quería un poco equiparar mi nivel y medirme con las mismas rivales. Estoy contenta de estar entre las mejores de Europa”, finalizó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.