Foto: Reuters

El Campeonato de Europa de piscina corta, que se disputará entre el 13 y 17 de diciembre en Copenhague (Dinamarca), cerrará el año para los nadadores españoles que, con la ausencia de Mireia Belmonte, intentarán firmar finales y luchar por alguna medalla en el total de 40 pruebas que les sitúe entre los mejores del ‘Viejo Continente’.

La ausencia de la campeona olímpica Mireia Belmonte, por motivos deportivos y para llegar más fresca a las competiciones de 2018, abre la puerta al liderazgo del equipo español a la nadadora Jessica Vall, que intentará colgarse medallas en los 100 o 200 braza, su prueba reina, mientras que Joan Lluís Pons buscará la final en los 400 estilos.

Vall, campeona de España en el 200 braza con un tiempo de 1:05.81 que le dio el récord del campeonato y le dejó cerca del récord de España que registró hace poco en Tokyo, buscará rebajar la marca en Copenhague igual que Marina García, que logró la mínima en su regreso a la piscina corta en un Campeonato de España.

Por su parte, África Zamorano participará en los relevos del 100 y 200 y en el 400 estilos, mientras que Águeda Cons, que tiene la mínima europea júnior en 400 y 800 libres, intentará curtirse a nivel absoluto. Pero sin duda una gran baza española es la de Melani Costa, que tras su calvario con las lesiones regresará con fuerza a la piscina corta en el 400 libres.

Pese a la baja de Belmonte estos Europeos seguirán teniendo caras conocidas a nivel mundial, como las de la húngara Katinka Hosszu –tomará parte en nueve pruebas– o la sueca Sarah Sjoestroem y la holandesa Ranomi Kromowidjojo, que tendrán su cara a cara en la piscina danesa.

En hombres, el italiano Giorgio Paltrinieri o el británico Adam Peaty dan nombre a la cita, que cuenta con 15 vigentes campeones europeos en la cita de Netanya (Israel) que intentarán revalidar sus coronas además de con cinco de los seis actuales campeones olímpicos de países europeos.

El escenario sede de estos Europeos será el pabellón multiusos Roya Arena, capaz de albergar a 16.000 espectadores y que en esta ocasión, por la presencia en su interior la piscina de competición y la de calentamiento, acogerá en cada una de las diez sesiones hasta a 6.500 aficionados.

Serán 47 países de los 52 que integran la LEN los que estén presentes en Copenhague, con 320 nadadores y 230 nadadores compitiendo por las medallas en 40 disciplinas. Dinamarca, país anfitrión, será el equipo más nutrido con 38 nadadores en total, por los 36 de Italia, 32 de Hungría o 31 de Rusia, mientras que España acudirá finalmente con 11 representantes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.