El jefe del Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, teniente coronel Juan Antonio Rodríguez Álvarez de Sotomayor, ha pedido este miércoles en un foro de ciberseguridad más recursos para hacer frente a esta amenaza, poniendo como “el mejor ejemplo” lo que ha llamado “organización criminal en la sombra” encargada del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre en Cataluña.

En una ponencia en las XI Jornadas de Ciberseguridad organizadas en Madrid por el Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT), organismo dependiente del CNI, este mando de la Guardia Civil ha lamentado que la nueva Estrategia de Seguridad Nacional no incluya la ciberdelincuencia como una amenaza equiparable al terrorismo o al crimen organizado, lo que ha relacionado con la falta de denuncias de las víctimas de esta modalidad de delito.

“El mejor ejemplo de organización criminal lo hemos visto en octubre”, ha dicho tras lamentar que la UCO cuente con sólo 30 expertos en esta materia y la Policía Nacional “un poquito más”. “Una organización criminal en la sombra puso en jaque al Estado con la organización del referéndum ilegal y fuimos nosotros, dentro del dispositivo de Guardia Civil, los que acabamos con todo el sistema tecnológico del famoso voto electrónico o el censo electrónico universal”, ha señalado.

“Al final se necesitan esas unidades de investigación de ciberdelincuencia para poder acabar con esas organizaciones delictivas”, ha continuado el teniente coronel de la Guardia Civil, que en varias ocasiones ha insistido en la importancia de presentar denuncia: “Lo que no se denuncia no existe”.

“El primer paso es reconocer la existencia de la ciberdelincuencia como amenaza con entidad propia, no como algo generalizado o de la campaña de Navidad”, ha comentado.

Según los datos expuestos por el responsable de la UCO, la ciberdelincuencia aumenta en torno al 10% anualmente, con empresas y menores entre sus víctimas más recurrentes. “Lamento reconocer que no aparece como una amenaza”, ha dicho en referencia a la nueva Estrategia de Seguridad Nacional aprobada el pasado 1 de diciembre, insistiendo en que se trata de una “asignatura pendiente” en España.

El teniente coronel ha reclamado mayor inversión y ha hecho un llamamiento para que las víctimas confíen en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a la hora de presentar denuncias. Sería el paso previo, en su opinión, para captar financiación a través del fondo de ocho millones de euros anuales que destina la Comisión Europea para luchar contra esta tipología de delito.

“Está claro que tenemos un problema”, ha lamentado el jefe del Departamento de Delitos Telemáticos de la UCO, que en su ponencia ha hablado de un caso real -sin citar nombres– de una empresa española que fue perjudicada por una organización criminal que, haciéndose pasar por una empresa interesada en contratar a empleados de la española, consiguió robarle información sensible, con lo que terminó perdiendo un contrato de tres millones al que aspiraba en un país de Oriente Medio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.