Foto: Reuters

Algunas de las armas suministradas por Estados Unidos y Arabia Saudí a grupos opositores sirios han terminado en manos de los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico, según un informe elaborado por el centro Conflict Armament Research basándose en el análisis del armamento encontrado en el campo de batalla.

Esta organización ha indicado que existen al menos doce casos de armamento adquirido por Estados Unidos que finalmente ha acabado en posesión de Estado Islámico, bien sea porque lo han recogido en el campo de batalla o porque lo han adquirido gracias a sus alianzas con grupos de la oposición siria.

En un caso, solo se necesitaron dos meses para que los combatientes de Estado Islámico en Irak tuvieran un misil antitanque estadounidense traído desde un país europeo y suministrado a un grupo opositor sirio.

Estados Unidos ha establecido acuerdos que prohíben la reventa de su armamento por parte de los rebeldes sirios. No obstante, esto no ha impedido que Estado Islámico haya podido quedarse con gran parte del material.

Aun así, este grupo de investigación ha señalado que la mayor parte de las armas de Estado Islámico proceden de robos a los Ejércitos de Siria e Irak. En torno al 90 por ciento de las armas que utiliza el grupo terrorista se han fabricado en China, Rusia o los países de Europa del Este, según este informe.

A su vez, la mitad de este 90 por ciento del armamento tiene su origen en Rusia –que es el principal valedor y suministrador de armamento del régimen sirio–, lo que explica que muchas de las armas robadas por los terroristas al Ejército sirio sean rusas.

“Estos resultados son un triste recordatorio de las contradicciones inherentes a suministrar armamento en los conflictos armados en los que operan muchos grupos armados competidores al margen del estado”, indica el estudio del CAR.

Del mismo modo, este grupo de investigación ha afirmado que Estado Islámico ha estado fabricando su propia munición a lo largo del pasado año.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.