El incendio forestal del Coll de Síller, en el Port de Pollença, ha dejado por el momento alrededor de 79.5 hectáreas de matojo quemadas, desde que se declarara este martes a las 21.30 horas.

Concretamente, las hectáreas afectadas eran de carrizo, vegetación arbustiva y pinar y todavía no se puede dar el incendio por estable ni controlado aunque a las 08.30 horas el nivel ya ha pasado a 0 y su evolución es favorable.

Todos los efectivos disponibles del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) continúan trabajando en las tareas de extinción del incendio, según ha explicado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca.

En cuanto a las causas del siniestro, las primeras pesquisas apuntan a una explosión de un transformador. Sin embargo, será necesario esperar el informe de los Agentes de Medio Ambiente para determinar las causas oficiales.

DESALOJO

Debido a su proximidad a las viviendas de las diferentes urbanizaciones de la zona se determinó el nivel 1 de forma inmediata y se desalojaron en un primer momento unas 60 casas.

No obstante, según fue avanzando la noche los vecinos pudieron volver a sus hogares y no fue necesario habilitar un espacio para acogerlos.

Para llevar a cabo las tareas de extinción la Conselleria desplazó una veintena de trabajadores del Ibanat, con tanquetas y dos autobombas, además de los Agentes de Medio Ambiente y un técnico de la Dirección General d’Espais Naturals i Biodiversitat.

Asimismo, a dichas labores se sumaron los técnicos y personal de la dirección general de Emergencias, Bomberos de Mallorca y de Palma, Policía Local, Guardia Civil y voluntarios de Protección Civil. En total, se formó un dispositivo de unas 50 personas.

RACHAS DE VIENTO

La propagación del fuego se ha visto condicionada por las fuertes rachas de viento de entre 50 y 60 kilómetros por hora, así como por la fuerte pendiente del terreno, que ha dificultado la extinción.

Durante la madrugada, los efectivos terrestres del Ibanat han continuado con su trabajo y han centrado los esfuerzos en el flanco izquierdo que iba a favor del viento y no se dirigiera hacia las casas del urbanización d’Es Vilà.

El gerente de Ibanat, Joan Ramon Villalonga, ha explicado que ese fuego “avanzaba con mucha intensidad y era el más complicado”. “Durante toda la noche todos los trabajadores han actuado allí y ahora, esta mañana, casi ya no hay llama y hemos podido evitar que las casas se vieran afectadas”, ha añadido.

RELEVO

A las 07.00 horas se ha producido el relevo, con la entrada de 23 trabajadores. Igualmente, desde las 08.30 horas está actuando en la zona el helicóptero Halcon05, con base en Mallorca, para colaborar en las tareas ya que el tiempo ha resultado favorable.

Todos los efectivos seguirán trabajando en las próximas horas para conseguir la estabilidad del incendio. Desde el Ibanat recomiendan a los ciudadanos no se acerquen a la zona por precaución y no entorpecer el flujo de vehículos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.