Un trágico accidente se ha llevado la vida de un hombre en Santa Ponça. Esta mañana ha hecho un recto a gran velocidad en una rotonda encima de la autovía de Andratx y ha caído sobre la vía. A su llegada, los médicos no han podido hacer nada y han confirmado su fallecimiento.

El incidente ha tenido lugar hacia las 6:30 de este jueves. El conductor, un joven de 36 años, circulaba por la autovía de Andratx cuando se ha dispuesto a tomar la salida hacia Santa Ponça. Llegó hasta la rotonda a gran velocidad y entonces hizo un recto.

Así, golpeó violentamente el guardarraíl de tal forma que lo rompió y se precipitó sobre la vía. Al caer sobre un carril de circulación en sentido hacia Andratx, el turismo rebotó y acabó sobre la mediana.

El conductor no llevaba cinturón, por lo que salió despedido. Esto hizo que muriera en el acto y que los sanitarios no pudieran hacer ya nada cuando llegaron.

De esta forma, llamaron a los servicios de emergencia y se desplazaron varias ambulancias, los Bomberos de Mallorca, la Policía Local de Calvià y la Guardia Civil de Tráfico. A esa hora ya empezaba a haber tráfico en la autovía, por lo que se produjeron retenciones importantes en ambos sentidos. Tuvieron que desviar a los vehículos que circulaban por la zona.

Hacia las 8:45 se ha producido el levantamiento del cadáver.

Además, una brigada de Carreteras del Consell de Mallorca ha acudido para señalizar con conos y cinta la parte del guardarraíl afectado. Después, limpiaron los restos que había dejado el accidente sobre la calzada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.