Greenpeace

La ONG ambientalista Greenpeace ha desplegado este viernes en el antiguo Palacio de la Música de Gran Vía una pancarta en la que parodian al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, como los protagonistas de ‘Lo que el viento se llevó’ para criticar su “impuesto al sol” y la inacción ante el cambio climático.

En la pancarta, con la imagen de la fotografía del cartel del filme, Nadal, en el papel de Rhett Butler, asegura que “jamás” volverá a cerrar una central térmica. “Francamente, querido, el cambio climático me importa un bledo”, contesta Rajoy como Escarlara O’Hara.

Así, se afirma que “tras su drama ‘el impuesto al sol’, presentan ‘Lo que Rajoy nos dejó’, un filme con mucho cambio climático y pocas renovables”. Además de la pancarta, un grupo de activistas ha escalado la fachada del viejo cine abandonado y permanecen junto a la pancarta mientras otro grupo informa a la ciudadanía a pie de calle sobre el motivo de la protesta.

Hasta la Gran Vía han acudido Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, para proceder a retirar la pancarta, ha informado un portavoz de Emergencias Madrid a Europa Press.

A través de esta acción, Greenpeace pide al Gobierno que represente a los intereses de las personas y del planeta en el próximo Consejo Europeo de Energía.

La organización ecologista critica que el Gobierno sigue anclado en “la vieja película” de las energías sucias como el carbón y la nuclear aunque suponga incumplir los objetivos europeos de renovables o legitimar el Impuesto al Sol.

Además, Greenpeace exige al Gobierno que retire el borrador de Real Decreto con el que quiere evitar el cierre de las centrales térmicas de carbón y nucleares en España y que deje de boicotear en Bruselas los intentos de la Unión Europea para dotarse de una política energética sin subvenciones a los combustibles fósiles con las personas y el Planeta en el centro del sistema energético.

Esta acción de Greenpeace se produce días antes de la celebración el próximo lunes 18 de diciembre, del Consejo Europeo de Energía. Greenpeace ha indicado que “las energías renovables en manos de comunidades y de la ciudadanía se podrían generar ocho veces más beneficios locales, mayor creación de empleo e ingresos fiscales superiores para los municipios”.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.